Archivo | 5 noviembre, 2013

COMO HACER UN VIAJE ASTRAL

Algunas personas hablan del “viaje” o “desdoblamiento astral” como de una situación en la que “algo” (nosotros, como entidad psíquica) se desprende o separa de otro “algo” (el cuerpo de carne, hueso y pellejo). En realidad esto ocurre siempre que nos sumergimos en el sueño fisiológico, o sea, cuando el cuerpo se duerme. Quiere decirse que los sueños son “viajes astrales” o como se prefiera llamarlos. Aunque si hablamos de “sueño lúcido” queremos decir que estando en el “mundo onírico” nos damos cuenta del hecho de estar allí, mantenemos la lucidez, somos conscientes de ello (en mayor o menor grado) y, por tanto, podemos movernos a voluntad (a derecha, izquierda, arriba, abajo…, incluso dirigirnos a lugares concretos (al menos a la parte onírica de ese lugar o a su dimensión paralela). 

Conviene saber que algunas veces se describe el fenómeno de ver el cuerpo físico acostado en la cama. Esto es muy fácil de experimentar si sabemos como efectuar la salida de nuestro cuerpo de manera consciente y voluntaria (algo que se produce de todas maneras cuando nos quedamos dormidos, aunque seguramente sin conciencia o lucidez de ello). 

Práctica De Desdoblamiento Astral Consciente Nº 1

Tan sólo se trata de ser consciente del mismo proceso de dormirse. O sea, observar atentamente (pero muy relajadamente, claro) como el cuerpo se va durmiendo. Hay un instante realmente mágico en que uno puede separarse de su cuerpo a voluntad. Es el momento en que uno ni está despierto ni dormido totalmente (una frontera muy sutil). En ese momento precios uno DEBE LEVANTARSE. Así como suena: LEVANTARSE. Debe uno sentirse como algo sutil y vaporoso incorporándose. Pero haciéndolo realmente… pues no se trata de imaginar nada. Si uno se levanta en el momento preciso entonces se produce voluntariamente lo que de todas formas iba a producirse espontáneamente (la separación del cuerpo físico y de la psiquis). Una vez que nos hemos levantado sí podemos mirar hacia la cama (y os advierto que la primera vez la impresión es realmente fuerte)… veremos a alguien durmiendo en nuestra cama y ¡oh sorpresa!… si somos nosotros (más bien nuestro cuerpo).

Desde luego, verse directamente el cuerpo desde esa perspectiva es totalmente distinto a verse en un espejo. Es una experiencia inolvidable. De hecho, lo habitual es que debido a la impresión despertemos inmediatamente. Luego podremos experimentar una segunda realidad onírica: si cuando nos separamos voluntariamente de nuestro cuerpo físico queremos flotar en el aire… veremos que podemos hacerlo. Basta con dar un saltito con esa intención (como Superman despegando) y estaremos flotando maravillosamente en el aire.

¿¿¿¡¡¡¡¡PELIGROSO!!!!????

A mucha gente le encanta escribir y hablar sobre lo que no sabe. He escuchado a bastantes personas llenas de teorías, miedos y supercherías acerca de este tema. En el fondo me dan lástima porque hablan de lo que no saben y les gusta llenar las cabezas ajenas de sus propios traumas, dogmas, creencias y miedos. Pero el mundo es muy ancho y caben todas las creencias que quieras asumir.

Todos nos salimos de nuestro cuerpo cuando éste duerme plácidamente y viajamos por el infinito mundo onírico, esa dimensión paralela maravillosa de la que somos ciudadanos tanto como del mundo físico. Finalmente, cuando el cuerpo ha dormido bastante o se despierta…. volvemos a estar metidos de alguna forma dentro de él. Sólo una vez en toda la vida no regresaremos…. pero eso, como digo, sucederá inevitablemente una vez.

He oído cosas tan curiosas como que alguien extraño puede meterse en nuestro cuerpo mientras estamos fuera. Jamás he visto tal cosa. Nuestra psiquis (nosotros) estamos perfectamente unidos a nuestro cuerpo por un lazo que sólo se ha de cortar cuando nos toque morirnos. Esas cosas sólo ocurren a aquellos infortunados que hacen todo lo posible para que su cuerpo sirva de vehículo a entidades ajenas y que se afanan en esa nada recomendable práctica del mediumnismo. Pero eso es otra historia…

Siempre regresamos a nuestro cuerpo cuando este se despierta. De hecho, volver a introducirse en el cuerpo produce una sensación extraña, como entrar en algo tosco y pesado. ¡Es tan grato experimentar la libertad de vivir lúcidamente en el Mundo Onírico! (llámenle Mundo Astral si quieren).

De todas formas no es preciso realizar la práctica anterior para viajar lúcidamente por el Mundo Onírico. Si queremos visitar un lugar determinado podemos utilizar esta otra, que es como un juego:

Práctica De Desdoblamiento Astral Consciente Nº 2

Mientras estén durmiendo imaginen vivamente que están en el lugar que quieren visitar. Siéntanse realmente allí concentrando relajadamente su atención en todas las sensaciones posibles. Por ejemplo: si quisieran ir a las Pirámides de Egipto siéntanse allí. Sientan la arena, el viento, el calor, el sonido. Muévanse con su imaginación como quieran: súbanse por alguna de ellas, toquen las piedras, exploren todos los rincones. Cuando su cuerpo se halla dormido: ESTARÁN ALLÍ.

Práctica De Desdoblamiento Astral Consciente Nº 3

Esta es para las personas que realmente entienden la importancia de su relación con el Mundo Onírico. Justo en el momento de despertarse hay que mantener los ojos cerrados y no moverse. A continuación imaginar vivamente (y relajadamente, no lo olviden) que están en el lugar que quieren visitar, tal como se describe en la práctica 2. Muévanse por ese lugar y no se preocupen de más. Cuando su cuerpo se duerma otra vez: 

Estarán Allí

Está claro que esto no es para los que tienen prisa por ir al trabajo o a la escuela.

Observaran que la clave reside en el sueño y en la lucidez o conciencia.

Una Ayuda Más Para Adquirir Lucidez

Simplemente observa su habitación detenidamente mientras se esta acostando. Pero no la observes como todos los días sino con si fuese algo nuevo, diferente, maravilloso. Al tiempo que lo hagas repite muchas veces algo así:

“Ahora me voy a dormir. Si me encuentro en otro lugar o con otras personas es que estoy en el Mundo Onírico. Me daré cuenta, me daré cuenta, me daré cuenta”

Repetidlo muchas veces y muchos días. Pero siempre como si lo hicieseis por primera vez. Os ayudará a ser conscientes en el sueño. Una vez que toméis conciencia de que vuestro cuerpo está dormido y vosotros en otro lugar… moveos a donde queráis. Vivid lo que llamaremos la 4ª experiencia: en el mundo onírico podemos trasladarnos a donde queramos instantáneamente y explorar todos los rincones de ese maravilloso mundo.

En realidad todo es más fácil de lo que podáis pensar. Pero sólo vale la experiencia propia. Aunque ya se sabe que tenemos una extraña tendencia a complicarlo todo.

Tecnica de sueño entrecortado

  • Acuestese con el proposito de no dormir mas de 4 horas. 
  • Despiertese una hora antes del amanecer 
  • Al despertar, levantese de la cama, estirese un poco, y mantengase de pie durante unos pocos minutos. 
  • No ocupe su tiempo mientras esta despierto, concentrese en la idea del ejercicio que va a realizar. 
  • En una posicion comoda, dispongase a dormir nuevamente, meditando previamente sobre la experiencia que va a realizar. 
  • Repita mentalmente: “voy a realizar un viaje astral. me voya hundir en el sueño, pero manteniendo mi conciencia despierta. Voy a abandonar mi cuerpo en pleno estado de lucidez” 
  • a continuacion dejese llevar por el sueño. 
  • Si se despierta al poco tiempo de haber consiliado el sueño (esto puede suceder por el temor inconciente de realizar la experiencia), repita las frases anteriormente mencionadas, hasta que vuelva a quedarse dormido. 
  • Usted perdera temporalmente el estado conciente en el momento de quedarse dormido, pero luego se encontrara totalmente consciente y fuera de su cuerpo. 

Tecnica del estado hipnagogico

Se llama estado hipnagogico al momento anterior al sueño. es la frontera entre este y la vigilia. en este estado, el cuerpo ya no esta totalmente despierto, pero tampoco se a dormido por completo.

Esta tecnica se centra en el uso de dicho estado que constituye una plataforma de lanzamiento ideal para la realizacion del viaje astral.

  • Una vez que se encuentre preparado para dormir, repitase interiormente que usted tiene el proposito de viajar astralmente, en el momento mismo de empezar a quedarse dormido. 
  • Concentrese en la idea que mientras su cuerpo fisico duerme, su cuerpo astral viajara. 
  • No se obsecione con la idea del ejercicio que va a realizar. Una tencion desmedida puede obstaculizar sus objetivos. 
  • Cuando llegue al estado hipnagogico, su cuerpo astral comenzara a elevarse. 

Tecnica de visualizacion y autohipnosis

Esta tecnica consiste en crear una visualizacion que lo ayude a entrar en un estado hipnotico, al fin de emprender el viaje astral.

  • Luego de realizar una profunda relajacion, imagine que una capa luminosa recubre su cuerpo, a treinta centimetros de su piel. 
  • Visualice, tratando a la vez de sentir en su cuerpo, corrientes de energia que decienden hacia su piel. 
  • Comenzara a sentir una sensacion de hormigueo, que lo recorre de la cabeza a los pies, que luego se hara constante y continua. 
  • A partir de este momento, usted se encuentra en condiciones para abandonar su cuerpo fisico. 
  • Imaginese flotando por el aire, quizas luego de este trance usted comience a dormirse, luego de lo cual podra desdoblarse. Algunas personas logran realizar el viaje astral mediante esta tecnica. pero en forma totalmente consciente, sin llegar a dormirse. 

Normalmente es posible regresar al cuerpo fisico, tan solo con desearlo. Sin embargo es necesario aclarar que quienes viajan astralmente llevando consigo un temor muy fuerte a no poder volver, pueden tener dificultades a la hora del regreso.

Mediante el viaje astral se pueden recorrer grandes distancias, pero si la persona que se dispone a realizarlo no esta convencida de ello, dificilmente lo lograra.

Durante el desdoblamiento las personas suelen experimentar una aguda percepcion sensorial; es muy frecuente que a medida que el cuerpo astral se aleja del fisico, el campo visual se vuelve polidireccional ( podes captar imagenes en todas las direcciones, simultaneamente), y la audicion, mucho mas afilada.

En los viajes se pueden encontrar con el cuerpo astral de otras personas, tales como familiares ya fallecidos, o seres desconocidos.

El mundo astral se divide en dos niveles vibratorios diferentes

  • Los niveles altos, son los habitados por seres de luz, que tienen como mision guiarnos en nuestro crecimiento espiritual. 
  • Los niveles bajos, son habitados por entes energeticos de baja vibracion, a los cuales es posible atraer con pensamientos negativos. 

Si tiene temor no lo haga, sus miedos pueden conducirlo hacia entidades del bajo astral, concentrese en la idea de que usted podra volver a su cuerpo fisico cuando lo desee, debe estar preparado psiquicamente para encontrarse e situaciones no habituales y ten en cuenta antes de partir que debes regresar.

Buen viaje

Anuncios

VIAJE ASTRAL 2

Viajes Astrales

¿Es posible abandonar temporalmente nuestro cuerpo físico en busca de una existencia puramente espiritual? ¿Cómo se produce la salida del cuerpo? ¿Qué se ve y se siente al estar en el plano astral? ¿Es normal senrtir temor? ¿Qué precuaciones hay que tomar? ¿Cómo se produce el regreso?

 

El viaje astral es el retorno al ambiente donde mayormente se desenvuelve nuestro ser. Recordemos tan sólo que antes de nacer nos encontramos en ese plano, igualmente durante las horas de sueño y luego al morir. Pasamos en él mucho más tiempo que en el plano ilusorio y transitorio que es el físico. Toda la aventura de la vida humana es tratar de recordar y tomar conciencia de nuestra procedencia, de nuestro pasado y futuro, y por ello es fundamental aprender a desarrollar los viajes astrales conscientes.

 

Debemos saber, que todos los sueños son viajes astrales, pero no todos los viajes astrales son sueños. Es decir, que podemos realizarlos, sin necesidad de estar dormidos. El recordar las experiencias astrales es señal de cierto mérito o avance espiritual, aunque no en todos los casos; para recordar los viajes astrales o sueños es recomendable, primero, acostarse temprano, para darse el suficiente tiempo para relajarnos y poder hacer una breve programación o concentración que repita la orden mental de estar conscientes y controlar, de ser posible, la experiencia, en función del avance espiritual. Si llegamos agotados a dormir, estemos seguros que no podremos recordar nuestros sueños, y menos aún mantener control sobre ellos.

 

Cuando se realiza el desdoblamiento, o viaje astral, dejamos a un lado el vehículo físico, como cuando nos acostamos y dejamos a un lado la ropa. Al salir hacia el astral, dejamos nuestro cuerpo, como si fuese un vaso de cristal con agua turbia; al estar en reposo, en el fondo se asientan los elementos que producen la turbidez, quedando al poco rato transparente y claro. Al reingresar al cuerpo, al término de la experiencia, según sea nuestro grado de el introducirnos a nuestro cuerpo resultará más o menos aparatoso, haciendo que este vaso se agite y se vuelva a enturbiar el agua; es decir, que salga el afloramiento del subconsciente que desvirtúa y confunde el sueño, haciendo que este nos parezca tan poco coherente que preferimos olvidarlo, o muchas veces nos lo hace olvidar, sin poder nosotros controlarlo.

 

Todo lo que Ud siempre quizo saber …

 

¿Qué es un viaje astral?
Es el fenómeno por el cual el cuerpo astral se desprende del cuerpo físico, aunque se mantiene ligado a él por el llamado “cordón de plata”.

 

¿Qué es el cuerpo astral?
Es una réplica exacta del cuerpo físico y generalmente lo rodea. Su composición, aunque difícil de catalogar, puede definirse como una materia sutil de apariencia luminosa, casi siempre imperceptible a los sentidos.

 

¿Cuáles son la capacidades del cuerpo astral?
Entre las más destacadas se incluye la de viajar, sin limitaciones de ningún tipo, a través del plano astral. Este es el mundo cotidiano y también otras realidades no visibles al ojo humano.

 

¿Qué es el mencionado “cordón de plata”?
Es el cordón que une el cuerpo físico con el aura. Al morir una persona, su “cordón de plata” se corta definitivamente y el aura se desprende del cuerpo. En cambio, en un viaje astral, el cordón de plata sigue uniendo el cuerpo físico y el astral y, gracias a él, se puede retornar una vez concluida la experiencia.

 

¿Se vive, entonces, una sensación similar a la muerte?
Efectivamente. De allí que se experimente un gran temor cuando el viaje astral se realiza involuntariamente, desconociendo lo que acontece. Por esta razón, por tratarse de una experiencia tan cercana a la muerte, puede ser muy peligrosa y traumática.
Se conocen casos de personas que nunca pudieron recuperarse psíquicamente de un viaje astral involuntario. En virtud de esto se recomienda realizar la experiencia acompañado y nunca sin tomar los recaudos necesarios.

 

¿Cómo se desarrolla la experiencia del viaje astral?
Fundamentalmente, el desdoblamiento astral se concreta en tres etapas. La primera de ellas es la separación propiamente dicha, en la que el cuerpo astral se desprende del físico y se eleva sobre él. Generalmente, esto acontece cuando la persona se encuentra recostada y el cuerpo astral parece quedar flotando sobre el físico. La etapa siguiente conocida como “la de la verticalidad” se concreta cuando el cuerpo astral deja de estar paralelo al físico y cambia de posición siempre unido naturalmente mediante el “cordón de plata”. La última etapa es la del alejamiento: en ella el cuerpo astral se aleja y viaja a voluntad por el espacio.

 

¿Y el retorno cómo se produce?
Incluye las mismas etapas, pero el recorrido es inverso.

 

¿Qué se siente mientras se produce el viaje astral?
Las sensaciones más extrañas son percibidas por el sujeto que experimenta un viaje astral. Apenas iniciada la vivencia, el individuo “se observa” desde arriba. A continuación comienza el viaje: primero, por la habitación y luego, a los sitios más recónditos del planeta e incluso fuera de él. Hay que subrayar que si la persona tiene algún miedo, el cuerpo astral retorna inmediatamente al físico. Esto se explica de la siguiente forma: para el cuerpo astral, los pensamientos son órdenes, de manera que -por ejemplo- si un sujeto piensa que no podrá atravesar una pared, lo más probable es que no lo haga. ¿Existe, además, un hiperdesarrollo de los sentidos? Efectivamente. Los sentidos se agudizan notoriamente hasta llegar a límites insospechados para una persona que no experimente un viaje astral. La audición se potencia y se amplía la gama de frecuencias auditivas. También se adquiere una visión polidireccional.

 

¿El “cordón de plata” sufre modificaciones?
No. El “cordón de plata” mantiene la misma consistencia y el mismo grosor, independientemente de la distancia que el cuerpo astral recorra en su vuelo.

 

¿Se producen manifestaciones físicas notorias en el momento en que se inicia el vuelo astral?
La mayoría de las personas se sienten fuera del cuerpo sin saber exactamente qué ocurrió. Sin embargo, algunos individuos escuchan un zumbido antes de salir del cuerpo y experimentan una sensación de rigidez u hormigueo progresivo en los brazos y las piernas. Recién después de estas percepciones tienen la sensación de elevarse.

 

¿Puede ocurrir que durante un viaje astral una persona se encuentre con otro “viajero”?
Efectivamente. Existen sujetos que durante un viaje astral se han topado con los dobles de otras personas vivas que están experimentando el mismo proceso, o bien con individuos ya muertos de su propia familia. En general, los que viven estos episodios consideran a esos cuerpos astrales sus guías espirituales, lo que les brinda una sensación agradable y de tranquilidad. Se han dado casos, incluso, de personas que manifiestan haberse enamorado de otras en el transcurso de un vuelo astral, y más tarde esa relación prosiguió en el mundo cotidiano.

Lo mismo sucede en lo que respecta a las amistades e incluso, aunque en menor medida, en lo relativo a los odios.

 

¿Cómo son los lugares que visita el cuerpo astral durante su viaje?
Esto varía de acuerdo con la experiencia de cada sujeto. En muchos casos, los viajeros se encuentran en lugares luminosos de infinita belleza, muy parecidos a la idea que uno tiene del Paraíso. Pero en otras oportunidades, no menos numerosas, el individuo se interna en zonas de gran oscuridad, muy terroríficas, que bien pueden ser equiparadas al Infierno. Esto se relaciona, fundamentalmente, con el nivel del mundo astral en que la persona se encuentra.

 

¿Cómo es la geografía del mundo astral?
El mundo astral se divide, según explican los tratadistas del tema, en diferentes niveles vibratorios. En los más altos nos encontramos con seres considerados angélicos, también llamados “seres de luz”, que nos ayudan y nos guían en nuestra evolución. Los niveles bajos del astral, en cambio, son habitados por seres de baja vibración. Muchos de
ellos, en realidad, adquieren vida y forma con nuestros pensamientos negativos. Estos seres reflejan nuestra propia negatividad, de forma tal que al temerles lo único que hacemos es aumentar, de manera progresiva, su potencial negativo.

 

¿Qué puede ocurrir si estos seres se rebelan?
Ante todo hay que recordar que uno puede retornar a su cuerpo físico en el mismo momento en que desee hacerlo. No existe nada que pueda impedírselo. En el caso que los seres no perturben al “viajero”, lo correcto es enviarlos hacia la luz. Pero no se debe olvidar que ellos no pueden causar ningún tipo de daño, salvo el de inspirar temores y miedos.

¿Qué es, teniendo en cuenta lo que estamos hablando, la bilocación? 
Es el fenómeno por el cual una persona puede encontrarse en dos lugares al mismo tiempo. Esto no implica obviamente, que haya dos cuerpos físicos. En realidad, es el astral de la persona el que se proyecta hacia otro lugar y que, en ocasiones, es visto por otros sujetos sensibles. Los antiguos vikingos conocían este fenómeno, al que llamaban “vardogr”, un término que se utiliza actualmente en parapsicología. Según ha quedado asentado en las crónicas escandinavas, las imágenes de los guerreros que se encontraban navegando en mares lejanos, ansiosos por retornar a sus hogares, eran vistas por sus esposas e hijos varios días antes de su regreso. La parapsicología registra casos de personas que han visto a otra conocida o no que luego desapareció como si se tratara de un fantasma. Esos casos no son más que experiencias de bilocaciones astrales, a veces involuntarias y a veces inducidas. 

Precisamente, entre las primeras deben encuadrarse los relatos de personas que se levanten de dormir convencidas de haber estados en un sitio en particular y luego se enteran, por narraciones de terceros, que efectivamente se las ha visto en esos lugares. 

¿Puede ocurrir que una persona que no desee experimentar una “visita” de un doble astral, se considere invadida si eso ocurre? 
Es una experiencia no muy grata, si uno no está preparado para ella. En realidad, toda invasión puede incluso hasta ser penada legalmente, aunque nadie se tome el trabajo de hacerlo. Solamente se conoce una excepción a esta regla y es la que marcaron los abogados de la Asociación Espiritista de Gran Bretaña, prestigiosa entidad a la pertenecieron entre otros los investigadores psíquicos Oliver Lodge y Arthur Conan Doyle. Los leguleyos de la asociación denunciaron en los tribunales de Londres haber sufrido “invsión a la privacidad” de los miembros del club, por parte de ex-asociados a la entidad que, aprovechando sus capacidades, realizaron incursiones astrales a la sede central. El caso muy difundido en Gran Bretaña, se está tratando en los tribunales londinenses y nadie puede imaginar cuál va a ser el veredicto del jurado. 

¿Qué debe tener en cuenta la persona que realiza un viaje astral? 
En primer lugar, debe considerar que su experiencia dependerá de su nivel vibratorio. Por lo tanto, antes de emprender un viaje astral, todo individuo debe purificarse y elevar el nivel de sus pensamientos. También hay que destacar que una persona con temores no debe emprender la experiencia, ya que puede atraer entidades de bajo astral hacia ella. Tampoco deben realizarse viajes astrales por simple diversión o curiosidad, y mucho menos sin encontrarse preparado para una travesía de esta índole. 

¿Qué se puede agregar respecto a los temores? 

Algunos individuos no soportan observar su cuerpo físico desde arriba y se atemorizan sobremanera. Con esto lo único que logran es retornar inmediatamente al cuerpo, con lo cual la experiencia queda tunca. Por eso es muy importante estar preparados psíquicamente para vivenciar los hechos más insólitos y no perder la calma ante ellos. Se trata de un trabajo que requiere toda una preparación previa, ya que como señalamos anteriormente, pude ocurrir que una persona no se reponga jamás de las cosas que vio si no cuenta con una predisposición adecuada. 

¿Cuánto puede durar un viaje astral? 
La proyección puede durar unos pocos minutos o bien varias horas. Lo que se ha señalado insistentemente, y con buenas razones, es que la vivencia de la experiencia no tiene relación alguna con el tiempo que dure la misma. Por lo general, mientras se realiza un viaje astral se pierde por completo la noción del tiempo tal cual la entendemos en el mundo ordinario. 

¿Cómo se produce el retorno al cuerpo físico? 
La sensación es la de ser “chupado” o “succionado”. Aunque a veces el retorno se produce de manera inmediata, muchas personas envían órdenes del pensamiento para retardar la vuelta. Eso se explica por una sencilla razón: es tal el grado de libertad y elevación espiritual que se experimenta en un viaje astral exitoso, que difícilmente se lo pueda comparar con lo que se vive en el mundo ordinario. 

¿Y qué se debe hacer para aprovechar al máximo la experiencia? 
Fundamentalmente es preciso tener en cuenta que las vivencias que proporciona el viaje astral tienen como meta ayudarnos a vivir mejor en el plano cotidiano. Obviamente, toda experienca en este sentido también nos servirá en el momento de pasar a otro plano de la existencia, ya que la elevación espiritual que se adquiere es muy notoria. 

¿Se pueden especificar los pasos que hay que dar previamente a iniciar un viaje astral? 
Comprenden fundamentalmente tres etapas. Una relativa a la relajación, otra a la protección y una final, referida a las técnicas. Hablemos de la relajación. Antes de iniciar un viaje astral, el primer paso es lograr una absoluta relajación del cuerpo y de la mente. Para eso se recomienda recostarse en un sitio tranquilo, donde nada ni nadie interrumpa el proceso. Allí, el viajero comenzará a relajarse, respirando rítmicamente. Es recomendable estar familiarizado con las técnicas de relajación, meditación y visualización. En caso que se lo considere necesario, puede encender una varilla de incienso para armonizar el ambiente. 

¿Y en lo que atañe a la protección? 
Cuando se va a realizar un viaje astral es necesario implemente un método de protección bastante particular, al comenzar la relajación, el futuro viajero astral debe invocar una columna de luz blanca en el centro de la habitación, visualizarla claramente y ordenar a todo aquello que no sea de la luz que se dirija a ella. Asimismo, el viajero podrá visualizarse a sí mismo rodeado de la luz blanca e invocar a sus guías espirituales para que lo protejan. 

¿Cuáles son las distintas técnicas que existen para emprender un viaje astral? 
Si la salida no se produce en forma espontánea, pueden utilizarse algunas técnicas que siempre dan buenos resultados, sin olvidar claro, que una persona no preparada psíquicamente debe abstenerse de realizar una experiencia de ese calibre. Una de las técnicas consiste en concentrarse en una sola imagen mientras comienza a adormecerse, lo que ayudará a producir un estado de trance autohipnótico y puede facilitar la salida del cuerpo. Es imprescindible, desde todo punto de vista, concentrar la atención en el mundo interior. Para provocar el hormigueo que precede al desdoblamiento puede enfocares la mente en un punto situado a treinta centímetros de la frente y trazar a partir de él una línea imaginaria paralela al cuerpo. 

Entonces se imaginará que las vibraciones descienden desde allí hacia el cuerpo. 

¿Qué se hace con la sensación de hormigueo? 
Se la guía a través del cuerpo, de la cabeza a los pies y viceversa, hasta obtener una vibración continua como la de un motor. Cuando el hormigueo atraviesa el cuerpo ya se está preparado para desprenderse. A fin de liberarse de las ataduras físicas, basta con imaginarse lo agradable que sería flotar por el aire, absolutamente libre de todo. La proyección debe realizarse naturalmente cuando nos encontramos listos para que ocurra, por lo que resulta contraproducente forzarla. Lo ideal es dejarse llevar. 

¿Existen técnicas de programación? 
Si, efectivamente. Hay una que consiste en programarse antes de irse a dormir para realizar el viaje astral. Al acostarse, el futuro viajero deberá visualizarse elevándose fuera del cuerpo en algún momento del sueño o visitando a algún ser querido durante la noche. Para ello es conveniente entrenarse, intentando recordar lo que se sueña, hasta lograr tener sueños lúcidos en los que puedan controlar los contenidos. 

¿Qué debe hacerse si estas técnicas no producen los resultados esperados? 
Entonces será necesario un entrenamiento más largo. Para ello, habrán de practicarse durante una semana relajaciones diarias de quince minutos en las que se visualizará el viaje astral. También pueden ayudar las afirmaciones del tipo “voy a realizar el viaje astral”, “me siento seguro y protegido”, “no tengo ningún temor”, etc… De esta manera, el aspirante a viajero llegará a convencerse de que es capaz de llevar a cabo la experiencia en forma exitosa. Resulta fundamental, como vemos, erradicar cualquier atisbo de temores infundados. 

Si uno no puede realizar el viaje astral, ¿debe despedirse para siempre de esta posibilidad? 
No. Lo mejor es esperar sin impacientarse y aguardar a realizar la experiencia en el momento propicio que, si se procede con constancia y convicción, llegará tarde o temprano.

VIAJE ASTRAL

Desde la antigüedad, el hombre ha intentado definir un extraño fenómeno, del que casi todas las culturas nos hablan, pero del que aún hoy día, apenas conocemos su proceso. Este fenómeno es conocido como “Viaje Astral”, desdoblamiento astral, proyección astral o también EEAC (Experiencias Exterior Al Cuerpo, o extra corpórea).
Ya en el antiguo Egipto, se representaba dicho fenómeno como a un pájaro, el cual poseía un rostro humano, y al que llamaban “Ba”. Pero no solo en el antiguo Egipto se hacia referencia al fenómeno del viaje astral, ya que en antiguos escritos hindúes ( upanisad), o pasajes religiosos de la biblia cristiana, como en Eclesiastés – 12, podemos encontrar claras referencias al viaje astral.
Muchas culturas antiguas, incorporaron el fenómeno del viaje astral en sus creencias religiosas, y hasta la biblia cristiana, en el nuevo testamento, lo describe en la “transfiguración de Jesús”. O como en el caso de los “Chamanes” de la estepa Siberiana, los “Naguales” de Mexico o los “Jibaros” de la selva amazonica, donde estos viajes al “mundo de los espiritus”, son realizados con fines terapeúticos o de clarividencia

¿QUÉ ES EL VIAJE ASTRAL ?
A este respecto, tendríamos que referirnos a las descripciones realizadas por los parapsicólogos e investigadores cientificos del tema, por un lado, y a las descripciones realizadas por los entendidos esoteristas, del otro, ya que mientras los primeros intentan descubrir el mecanismo físico y psíquico que lo produce, desde el punto de vista esotérico adquiere una dimensión de tipo espiritual.
Así desde el punto de vista científico, existen infinidad de investigadores que ya desde el siglo XIX, han dedicado sus estudios y esfuerzos en conseguir descubrir una metodología que explicase y demostrase el fenómeno del viaje astral, llegándose a una definición generalmente aceptada y que vendría a ser una descripción similar a la siguiente :

“ El Viaje Astral, se produce cuando el cuerpo astral o sutil, se separa del cuerpo fïsico, sin que para ello sea necesaria una intervención del cuerpo emotivo ni mediación del cuerpo mental, si bien el estado mental se hace necesario para su interpretación”.

La situación descrita, de hecho es similar a lo que se produciría cuando una persona muere, ya que existen muchos casos de personas que han sufrido una situación de “muerte clinica”, es decir, que han permanecido muertas clínicamente durante algunos minutos, y al tomar de nuevo la consciencia han manifestado este tipo de experiencias, donde se han visto elevados por encima de su cuerpo físico, a la vez que podian ver y oir todo lo que ocurria a su alrededor. 
No obstante, no es necesario llegar a un estado de muerte clinica o pre-muerte para poder experimentar un viaje astral, de hecho el viaje astral se produce de forma natural en todos y cada uno de nosotros durante el sueño, aunque en este caso se produce de forma inconsciente.

Pero el viaje astral o proyección astral, también puede realizarse de forma consciente y controlada, a este respecto, existen personas que incluso lo llegan a experimentar de forma espontánea, estando incluso completamente despiertas y sin que exista un deseo expreso de realizarlo. Paradojicamente, existen personas que pese a proponerselo e intentarlo por diversos medios, lo único que consiguen es realizar una “proyección mental”, algo que no debemos confundir con el viaje astral, ya que mientras que el viaje astral es libre, es decir, no existe ningún control mental donde la mente o cuerpo mental pueda tomar ninguna iniciativa, la proyección mental es inducida o provocada, dirigida hacia objetivos bien claros y definidos, algo que en principio, quedaba reservado a maestros espirituales, yoguis, misticos y chamanes.
Cuando se produce una proyección mental, el cuerpo astral es dirigido hacia lugares muy especificos de la simbologia humana, donde los miedos, prejuicios, preceptos religiosos y todo aquello que la mente humana tiene asumido como conceptos morales, adquieren un significado que puede condicionar la existencia física del individuo, ya que el cuerpo o estado mental permanecerá siempre junto al cuerpo físico, por lo que en la proyeccion mental, el cuerpo físico quedará a merced de los deseos del estado mental. 
Esta caracteristica de la proyección mental, es la que hace que sea utilizada junto con el viaje astral, por los chamanes y personajes similares, a fin de conseguir un beneficio físico, psíquico, médico, anímico o material para la persona, ya que al ser originada desde la mente fisica, sus efectos pueden revertir sobre el plano fisico o material, mientras que en el viaje astral, el cuerpo sutil o astral se mantendrá conectado con el cuerpo fisico solo a través de un “cordón de plata” y hasta llegado el momento del regreso al cuerpo fisico o el momento de la muerte.

Desde el punto de vista de la parapsicologia, el viaje astral es considerado como el camino que nos posibilita conectar la vida física con el más allá, pero que sin embargo, no podrá interferir en los aspectos de la vida fisica, al no posibilitarnos adquirir los conocimientos que pudiesen existir en el plano astral de forma consciente, es decir, con la intervención del cuerpo mental, de ahí que sea a través de la proyección mental como se obtengan los recursos adecuados a nuestras necesidades. 

Desde el punto de vista esotérico, el viaje astral o desdoblamiento astral, puede ser interpretado como una bilocación y adquiere un concepto totalmente místico y espiritual, donde el fenómeno es utilizado con fines altruistas o de elevación espiritual, ya que en este caso, el desdoblamiento o bilocación, consistiría en la facultad de proyectarse fuera del cuerpo, pudiendo estar en dos lugares a la vez y en un mismo espacio de tiempo. Tal es el caso de muchos místicos religiosos, donde a través de la historia, podemos comprobar como han proyectado su cuerpo en dos lugares a la vez, llegando incluso a ser visualizados fisicamente. Uno de los casos mejor documentados es el de Santa Agueda, quien podía proyectar su cuerpo desde el convento de Segovia, donde se hallaba enclaustrada, y aparecer en Mexico, con el fin de evangelizar a los indigenas, llegando a hacerles entrega física de los rosarios que habian sido custodiados en el convento, o el caso de Sant Josep Oriol, quien era capaz de estar en dos iglesias de Barcelona dando misa a la vez, así como en la cercana ciudad de Mataró.
Para que se pueda considerar la experiencia como una bilocación, será imprescindible que el sujeto en cuestión, sea proyectado dentro del mismo espacio-tiempo, ya que si la proyección se produjera dentro de otro espacio-tiempo, por ejemplo, vernos en las pirámides de Gizeh en el antiguo Egipto, estariamos hablando de un viaje astral.
Como conclusión, diremos que será un viaje astral cuando este se realiza de forma totalmente independiente del cuerpo mental, ya que una experiencia mística o espiritual, estaria condicionada por nuestros aspectos morales y religiosos, afectando al plano fisico.

En primer lugar, cuando realizamos un viaje astral de forma consciente, es decir, fuera del sueño, lo que se experimenta es la separación del cuerpo astral, dejando al cuerpo físico totalmente inerte, con apenas una ligera percepción de las constantes vitales, aunque su estado pueda confundirse con el del profundo sueño. 
Durante el viaje astral, podrán darse diferentes condiciones que pueden ser interpretadas de acuerdo a la conciencia del individuo, es decir, podrá realizar un tipo determinado de concentración, el cual resultará necesario, aunque nunca sea imprescindible. También será posible mantener la conciencia de lo que ocurra alrededor del cuerpo fisico, aunque de igual manera que lo anteriormente mencionado, no es imprescindible que así ocurra.
Cuando se produce la separación de los cuerpos astrales y físico, la sensación percibida podrá variar de unos a otros individuos, si bien existen determinados tipos de sensaciones que invariablemente se producen.

Así tendríamos que una de las más frecuentes, es la que se identifica con la sensación de mareo, producido por la sensación de cierto movimiento o vaivén, aunque también podría ser a causa de una sensación de auto-giro, similar al que se experimenta en las atracciones de feria. 
En cambio existe una sensación inevitable en todos los casos, nos referimos a la sensación de elevación, siendo ésta de diferentes formas.
La sensación de elevación puede producirse a través de ponernos de pie, de cabeza, o en algú caso de forma total, es decir, ascendiendo como en un globo aerostático.
Una vez se ha producido la separación del cuerpo astral y sentimos la elevación, lo primero que observamos es nuestro propio cuerpo físico, ya sea postrado en la cama, o en cualquier otra posición que hayamos adoptado antes del viaje astral, así como el entorno donde se encuentre ubicado.
Esta visión resultará totalmente real, tal como se pueden observar en el plano físico, e incluso con mucha más vivacidad de colores, ofreciendo un aspecto de mayor realidad si cabe.
Después de una primera observación del entorno, el cuerpo astral procederá a experimentar nuevas sensaciones, como atravesar muros y puertas sin el menor esfuerzo, para a continuación, salir disparado hacia los confines del universo, o adentrarse en un espacio-tiempo distinto del que corresponde al plano físico, todo ello sin que medie el control mental.

 

Existen diversas formas de realizar un viaje astral, pero debemos de diferenciar las realizadas de forma involuntaria durante el sueño, de las que se realizan de forma consciente, mediante una determinada preparación.
Así tendremos que en el viaje astral de forma consciente, a su vez se utilizan diferentes técnicas, protocolos o medios de acceso. Tal es el caso de los entendidos del tema, ya sean hindúes, practiquen Yoga, o sean chamanes.
En el caso más conocido de los chamanes de Mexico, o los indios Jíbaros de la selva del Amazonas , se suele utilizar un determinado tipo de drogas alucinógenas, compuestas en su mayoría por plantas tales como el peyote o la ayahuasca.
A través de la ingestión de estas plantas, así como una determinada preparación psicológica y física, el chamán puede realizar el viaje astral de forma controlada, algo que como hemos visto anteriormente no es lo habitual, ya que en este caso, lo que se consigue es una proyección del cuerpo mental, dentro del plano astral, posibilitándole modificar u obtener, la simbología y beneficios, que a través del plano astral, puede aplicar al plano físico, por medio de curaciones y visiones del más allá.
Esta metodología está reservada a las personas iniciadas en dichos temas, pues requiere del conocimiento del uso de dichas plantas, así como de la preparación adecuada a nivel físico y psicológico.
En contra de lo que algunos autores indican, el viaje astral a través del uso de plantas alucinógenas como el peyote o la ayahuasca, no entraña ningún riesgo físico ni psicológico, estando limitado su uso solamente a las personas que por motivos de enfermedad cardiovascular o deficiencias psíquicas, pueden ser objeto de contraindicación, es decir, que dicho peligro estaría representado solo por la enfermedad en si, de las personas que la padecen.
Pero para realizar un viaje astral de forma consciente, existen también otros métodos que no suponen ninguna complicada preparación ni ingesta de drogas. A este respecto, vamos a detallar la técnica que usualmente se viene desarrollando por los más eminentes investigadores y expertos del tema, conocida como técnica Monroe, por ser Robert Monroe, un investigador estadounidense de lo paranormal, quien la descubrió en el año 1.958 de manera fortuita, al intentar solucionar problemas de insomnio. 
De acuerdo con la técnica de Monroe, cualquier persona que lo desee puede realizar un viaje astral, o EECA ( experiencia exterior al cuerpo, o experiencia extracorporal ) siguiendo los pasos que vamos a enumerar.
Como premisa, aclarar que el sujeto tiene que estar decidido a llevarla a cabo, y realizar tantas practicas o intentos como sea necesario, ya que no siempre se consigue al primer intento. 
Para proceder ha realizar al viaje astral, vamos a precisar de un lugar adecuado donde llevarlo a cabo. Para ello necesitamos una habitación donde exista un ambiente cálido, y con luz tenue u oscuro.
Es conveniente llevar ropas cómodas y ligeras, o si la temperatura ambiente lo permite, incluso desnudos.
No llevar encima joyas, ni objetos metálicos.
Una vez comprobadas las anteriores condiciones, se procederá a iniciar el viaje en si, teniendo en cuenta las indicaciones siguientes :
Estirarse sobre una cama o lugar cómodo, que no sea ni demasiado duro , ni demasiado blando, con la espalda hacia abajo ( en posición supino ), y la cabeza orientada hacia el norte.

Una vez la persona está cómodamente estirada, procederá a relajarse totalmente, para lo cual es aconsejable realizar algún ejercicio de relajación a través de la respiración ( un sistema muy sencillo, consiste en inspirar lenta, pero profundamente, y de forma rítmica, hasta llenar en primer lugar el abdomen, luego se continuará hasta llenar los pulmones, para a continuación y después de esperar unos segundos, expirar por la boca de forma continua, pero pausada todo el aire, y esperar unos segundos antes de volver a realizar el proceso ). Lo importante es estar en completa relajación, así que si el ejercicio de la respiración provoca una distracción, es mejor respirar de la manera que nos sea más cómoda.
Una vez que se ha llegado a un estado de total relajación, se procederá a concentrarse en una imagen simple, sin complicaciones, a fin de poder conciliar el sueño. Cuando se alcanza el estado de “duermevela” ( ese momento en que no sabemos exactamente si estamos despiertos o no ), deberemos de relajarnos profundamente, y sentir que podemos sumergirnos de lleno en la oscuridad que nos envuelve.

Cuando estamos dispuestos para iniciar el viaje, se producen una serie de vibraciones alrededor del cuerpo, que será la señal de que estamos preparados. Para lograr percibir estas vibraciones, deberemos de concentrarnos en un punto imaginario, el cual se encuentre situado a unos treinta centímetros de nuestro cuerpo. Después y poco a poco, este punto deberá de ir extendiéndose a una distancia de dos metros y dibujar una línea paralela hasta nuestro cuerpo. Cuando hayamos conseguido este enfoque del plano, deberíamos de empezar a sentir las vibraciones, siendo guiadas por todo el cuerpo, desde los pies a la cabeza. Cuando sintamos dichas vibraciones en el interior de nuestra cabeza, será el indicativo de que ya estamos listos para emprender el viaje.
A fín de conseguir abandonar el cuerpo físico, deberemos de concentrarnos en la idea del placer que representaría poder flotar, con lo que conseguiremos que en unos instantes el cuerpo empiece a flotar.
Una vez notemos como el cuerpo astral está flotando, el viaje habrá comenzado, pudiendo realizar todas las actividades que anteriormente hemos comentado.
Para regresar al cuerpo físico, solo es necesario concentrarse en la sensación de fusión con el cuerpo, aunque algunos autores indican que simplemente con desearlo es suficiente, o incluso en el hipotético caso de que no resultase, bastaría con juntar los dedos pulgar, indice y corazón para regresar de forma inmediata.

Para acabar de reseñar las técnicas del viaje astral, decir que como es logico, cada cual puede añadir algún truco o mejora que le facilite el viaje, así por ejemplo, hay quien consigue una mayor relajación después de darse una ducha de agua caliente y acostarse sin ropa. También se puede acomodar el lugar de reposo de forma que no se oigan ruidos, ni se vean luces que puedan molestar.

Es aconsejable repetirnos mentalmente que vamos a llevar a cabo el viaje astral, de manera que vaya fluyendo sutilmente en la mente, pero sin llegar a obsesionarnos.
También es aconsejable llevar un cuaderno o diario donde podamos ir anotando todo lo que sentimos, incluyendo aquello que no funciona, con el fin de conocer donde está el fallo.
Si hemos sido capaces de llegar hasta el desdoblamiento astral, empezará una serie de experiencias que en algunos casos puede ser confundida con la muerte.
Así por ejemplo, hay quien afirma que al realizar las primeras experiencias de proyección astral, se suele viajar o volar hacia el cielo, llegando incluso a llevarnos hasta otros planetas, aunque en estos casos se manifiesta una preferencias por lo que se conoce como “canales astrales”. La definición de dichos canales vendría a ser como una especie de túneles, los cuales pueden ser ocuros o poseer diferentes colores, donde absorbe al cuerpo astral, elevándolo hasta los diferentes planos astrales y dependiendo de su forma, rectilínea o sinuosa, permitirán una rápida ascensión o cambio de dirección hacia otras dimensiones. 
Una vez se ha traspasado algunos de dichos canales, quienes así lo han experimentado, dicen ver una especie de cielo de color azul, donde llegan a contactar con seres celestiales, o incluso con personas conocidas ya fallecidas. Esta experiencia se correspondería con lo narrado por aquellas personas que han sufrido una E.C.M. ( Experiencia cercana a la muerte). 
Una cuestión que siempre ha preocupado a quienes deseaban tener un viaje astral, es saber si existe algún tipo de riesgo o peligro, por el hecho de llevarlo a cabo, o si podía ocurrir que se quedasen en el plano astral bloqueados o colgados. Pues bien, en este sentido no hay constancia de que nadie haya sufrido ningún percance, y si alguna vez alguien se queda en el plano astral, será porque ha llegado la hora de su muerte, única situación en que se rompería el “cordón de plata” que une al cuerpo astral con el físico.
La realización del viaje astral no afecta ni perjudica el estado de las neuronas, ni altera el equilibrio psíquico – emocional, ya que el viaje astral no posee las cualidades de una droga, ni por tanto crea dependencia. Solo se recomienda no realizarlo a aquellas personas que ya estuviesen afectadas por una enfermedad psiquica o de tipo cardiovascular, por lo que representaria percibir nuevas sensaciones que alterarían su ritmo cardiaco. Incluso si la experiencia extra-corpórea se realizase mediante alucinógenos naturales como el peyote o la ayahuasca, el sujeto no se vería afectado ni físicamente ni psicólogicamente, a menos que su uso fuera incorrecto, al desconocer el procedimiento y lo que conseguiría seria una intoxicación y dependiendo del consumo, incluso la dependencia de la droga.
Cuando el viaje astral es realizado de forma correcta, no tiene la menor contraindicación para las personas sanas, ya que incluso puede servir de ayuda y corregir determinados problemas e inconvenientes o incluso curar enfermedades.
Otro aspecto que se presta confusión, es el relativo a los chamanes, ya que generalmente se cree que todos los chamanes utilizan las plantas alucinógenas (hongo sagrado, peyote, hayahuasca ), para conseguir realizar el viaje astral, o como muchos dicen, viajar al mundo de los espíritus. Esto solo ocurre con los chamanes de America, Naguales, Brujos, Hechiceros o los indios Jíbaros, ya que el chamán originario de la estepa Siberiana, lugar de donde originariamente procede la palabra Chamán, no las utiliza para realizar los viajes astrales o viajar al mundo de los espíritus, ya que su preparación se basa en ejercicios físicos y psíquicos (Repicar de tambores, sonidos, canticos, oraciones, etc.), aunque en algunos casos utilizan hongos y algún extracto de alcohol.
Un tópico sobre el viaje astral que suele suscitar interés es el que hace referencia al “ Cordón de Plata”. Lo que se viene en llamar “Cordón de Plata”, es una conexión que genera nuestro cuerpo mental de forma inconsciente o involuntaria, destinado a mantener en contacto y unido el cuerpo astral con el físico, sirviendo además de control en el mantenimiento del ritmo cardiaco, mientras dure la experiencia extra-corporal. Aunque no es imprescindible para realizar el viaje astral, ya que siempre se vuelve al cuerpo físico (a excepción de cuando morimos), es recomendable utilizarlo, aunque solo sea para proporcionar cierta seguridad.

 Uno de los mayores expertos mundiales en el estudio de los “Viajes Astrales” es el Dr. Waldo Viera, fundador del Instituto Internacional de Proyecciología y Concienciología en Iguazú (Brasil), con sedes en diversos países, entre los que se encuentra España.
El Dr. Viera inició sus investigaciones a través de sus propias experiencias, para posteriormente dedicar por completo su vida al estudio de los llamados viajes astrales, llegando a manisfestar lo siguiente : 
“Todo el mundo realiza viajes astrales cada noche, pero la mayoría no lo sabe. Estadísticamente el 89% de las personas no recuerda lo que sucede durante el sueño, que es un estado alterado de consciencia donde se pierde un cuarto o tercio de la vida. Pero si el cuerpo necesita dormir, la conciencia no.”
Cuando se le pregunta por lo que ocurre al producirse una experiencia extra-corporal, el Dr. Viera responde: 

“Cuando se está fuera del cuerpo, los prejuicios y convenciones quedan atrás y se descubre que lo realmente importante es lo que cada uno hace con su propia evolución. Cuando uno sale fuera del cuerpo mantiene su lucidez, es consciente, incluso a veces hay una expansión de la conciencia que nos hace más inteligentes”.
Así mismo Viera manifiesta que el mundo astral “es la verdadera tierra natal de cada uno, de donde procede y a donde volverá. Allí se encuentran millones de otras consciencias, agrupadas por afinidades en miles de grupos evolutivos, y también los evolucionólogos, seres con una conciencia más evolucionada que son los mentores de cada grupo evolutivo”.
El Dr.Viera está convencido de que en el mundo astral se encuentran las conciencias extra-físicas de quienes han sido seres humanos, por lo que mientras se realiza el viaje astral sería posible recordar vidas pasadas, “pero sin ninguna inducción, ni hipnosis, ni sugerencia”.

 

CONTACTO CON EL SER SUPERIOR: TÉCNICAS DEL GAKKAI REIKI

1.- Haz la tecnica del Ken’yoku. Relájate y sé receptivo

2.- Dibuja el símbolo maestro trazo a trazo en el aire, y si su invocación tres veces con los brazos lavantados, y siente que te conectas con el Gran Cosmos y con la Energia Universal Reiki

3.- Cierra los ojos. Coloca la mano fuerte (la dcha si eres diestro/a, o la izda si eres zurdo/a) encima del pecho, a la altura del chakra del corazón. La otra mano deber estar apoyada sobre el muslo, con la palma mirando hacia arriba para recibir la Energía REiki que viene de la más alta dimensión

4.- Respirando despacio, haz una petición pro dentro que empiece de la siguiente manera ” A mi ser superior…” o” A mi alma…” (la frase de la invocaión es libre). Relájate para poder recibir cualquier sensación que surja

5.- Cambia la mano de posición (la que esta en el corazón colocala sobre el muslo con la palma mirando hacia arriba, y la que esta sobre el muslo, sobre el corazón) y realiza el mismo proceso. Haz la invocación de la misma manera y mantente sereno para poder escuchar tu voz interior

Naturalmente tendrás un resultado disitinto en cada mano, aunque la sensación que percibes, puede variar en función de cada persona y de cada momento, empezando po la de bienestar, calidez, tranquilidad, etc… ( si no sientes nada al principo no te preocupes, poco a poco con la prácitica empezarás a notarlo)

6.- Coloca sobre el pecho la mano con la que has percibido la sensación más fuerte. Si has tenido la misma sensación con las dos manos, coloca sobre el pecho la mano con la que has tenido la sensación más agradable. En caso de que no hayas percibido sensación, coloca la mano fuerte

7.- Calma y aquieta tu mente, y concéntrate en el contacto de la palma de la mano que está en tu corazón con el Ser Superior. La luz que se emite desde la de la mano purifica todo lo que impide brillar al Ser superior, que puede ser un sentimiento negativo, un trauma, un karma, un pensamiento negativo, etc…

Respira normalmente y sin esforzarte mucho, y concéntrate en la mano que está encima del pecho y en la sensación dentro de tu ser

8.- Termina el contacto agradeciéndole a tu Ser Superior en posicioón de gassho

GASSHO KOKYU-HO – LA MEDITACION DE REIKI

 

El sentido y el fin de la meditación Gassho es potenciar la energía del practicante y llevarlo a un estado espiritual meditativo. Se recomienda practicar cada día esta meditación, pues es una de las prácticas más importantes del Reiki Tradicional Japonés.
La Meditación Gassho es totalmente compatible con cualquier otra técnica de meditación o trabajo interior, como por ejemplo la Vipassana. Usui empezaba sus cursos con Gassho para armonizar el espíritu con la energía del Universo. Gassho es del todo imprescindible para preparar la casa (el cuerpo y la mente) antes de que llegue el inquilino (la energía Reiki, el Amor Universal).
Las indicaciones para Gassho son simples: concentra toda tu atención en el punto en que se encuentran tus dedos del medio y olvida todo lo demás.
En el budismo esotérico la mano izquierda representa la Luna y la derecha, el Sol.
Cada dedo representa uno de los cinco elementos:
Los pulgares representan el Vacío.
Los índices representan el Aire.
Los dedos medios representan el Fuego.
Los anulares representan el Agua.
Los meñiques representan la Tierra.
El budismo esotérico afirma lo siguiente con respecto con respecto a las puntas de los dedos:
Los pulgares representan la comprensión.
Los índices representan la actividad.
Los dedos del medio representan la percepción.
Los anulares representan la receptividad.
Los meñiques representan la forma.
Desde el punto de vista de la meditación, cuando plegamos las manos se encuentran el Sol y la Luna, así como todos los elementos. De esta manera se cierra el círculo. Si dirigimos nuestra atención al dedo medio, se acentúa el aspecto “fuego” de la meditación. El consciente quema así los elementos inconscientes.
Gassho Meiso: la meditación.
De pie o sentados, nos ponemos cómodos. Cerramos los ojos y respiramos.
Nos ponemos en posición de “Gassho” y tranquilizamos la mente.
Nos conectamos con la energía llevando las manos al cielo.
Lentamente bajamos las manos y las ponemos a la altura del chakra del corazón y nos ponemos en posición de Gassho. Llevamos la mente al Tantien y mantenemos la mente tranquila.
Mientras inhalamos, visualizamos que la energía que recogemos por el chakra de la corona está bajando al Tantien y que también está entrando por las palmas de las manos o las puntas de los dedos, que están en posición Gassho.
Mientras exhalamos visualizamos que la energía esta saliendo del Tantien y sube hasta las manos, proyectando energía por ellas.
Nos ponemos en posición Gassho y relajamos la mente, recuperando el ritmo normal de respiración.
Si sentimos la energía empujando entre las manos, podemos jugar a permitir a la energía Reiki manifestarse, separando las manos al inspirar y juntándolas al exhalar, sintiendo la energía entre las palmas de las manos.
Si te sientes cansado después de hacer este ejercicio de respiración,puedes acostarte. Si por el contrario quieres despertarte totalmente, mueve las muñecas en todas direcciones para despejar la mente, haciéndolas rotar.

CUENTO PARA EL ALMA

¿Porque la gente grita?

Un día, un maestro preguntó a sus discípulos: 

– ¿Por qué la gente se grita cuando están enojados? 

Los discípulos pensaron durante unos momentos: 

– Porque perdemos la calma -dijeron. 

– Pero, ¿por qué gritar cuando la otra persona está a tu lado? -preguntó el maestro-. ¿No es posible hablarle en voz baja? ¿Por qué gritas a una persona cuando estás enojado? 

Los discípulos dieron algunas otras respuestas, pero ninguna de ellas satisfacía al maestro. 

Finalmente, él explicó: 

– Cuando dos personas están enojadas, sus corazones se alejan mucho. Para cubrir esa distancia deben gritar, para poder escucharse. Mientras más enojados estén, más fuerte tendrán que gritar para escucharse uno a otro a través de esa gran distancia. 

Luego, el maestro preguntó: 

– ¿Qué sucede cuando dos personas se enamoran? Ellos no se gritan, sino que se hablan suavemente, ¿por qué? Porque sus corazones están muy cerca. La distancia entre ellos es muy pequeña. 

El maestro continuó: 

– Cuando se enamoran aún más, ¿qué sucede? No hablan, sólo susurran y se vuelven aún más cerca en su amor. Finalmente, no necesitan siquiera susurrar, sólo se miran y eso es todo. Así es cuando están cerca dos personas que se aman. 

Por último, el maestro dijo: 

– Cuando discutan no dejen que sus corazones se alejen, no digan palabras que los distancien más, porque llegará un día en que la distancia sea tan grande, que no encontrarán de nuevo el camino de regresocoachon

 

LA TRANSFORMACION A TRAVES DE LA ALQUIMIA NATIVA

La alquimia Nativa consiste en cuatro pasos: identificacion, diferenciacion, integración y trascendencia.

La identificicacion es la cualidad de la serpiente;la diferenciacion , la del jaguar;la integracion, la del colibiri y la trascendencia,la del águila.

Siempre estamos identificándonos con algunas cosas, diferenciándonos de otras o integrándolas y trascendiéndolas.

La Alquimia no solo describe los 4 niveles de la percepción, sino que también nos ayuda a recorrerlos.
EJERCICIO:

Realizarlo en una playa o patio, usando un palo para dibujar un circulo en el suelo.
Vas a crear cuatro representaciones de tus plegarias.

1-primero dibuja a tu alrededor un circulo con un radio de 1,20 m. Este es el anillo de la serpiente.
Luego elige una piedra para representar algo con lo que estas identificado. Esto es fácil de encontrar: cualquier problema que tengas indica una identificación. Concéntrate en este problema mientras sostienes la piedra en la mano y luego insúflale a la piedra todo aquello que sientas con respecto a este problema: preocupación, rabia, frustración, dolor…
Coloca la piedra en un parte del círculo, puedes poner hasta tres piedras representando hasta tres problemas, puedes diferenciarlas con una marca o color.

2-Dibuja otro círculo junto al primero, donde colocaras un problema o asunto del que te has desapegado. Este es el anillo del jaguar, por ejemplo ya no te identificas con un trabajo que has tenido, una creencia, o un sitio adonde viviste.
Insufla en otra piedra los sentimientos que tengas y colócala en el círculo. De nuevo puedes hacerlo hasta con tres asuntos.

3-Ahora dibuja otro círculo junto a este último, donde colocarás un elemento que hayas integrado.
Este es el anillo del colibrí. Por ejemplo puedes haber integrad el hecho de haber envejecido, puedes haber integrado el hecho de que te gusta tal actividad y ya no tienes que esconderla, ni tienes que explicarte ante la gente que crees puede haberte juzgado mal. Entonces insufla sobre la piedra y agrega al círculo.

4-Ahora dibuja el ultimo círculo donde encontraras un elemento que hayas trascendido. Este es el anillo del águila. Quizás lo has hecho con tu status social, con tu generación, incluso con una enfermedad física. Insufla alguno de estos elementos en la piedra y colócala dentro del circulo.

Una vez que hayas creado estos 4 círculos, tendrás un mapa de los temas centrales de tu vida y de los problemas a los que te enfrentas.

Pero un mapa solo es útil si te permite recorrer el territorio que describe, así que elige una piedra de cualquiera de los círculos a fin de que puedas usar la alquimia indígena para transformar aquello que representa-

Por ejemplo, si deseas comenzar con el circulo del jaguar, el cirulo de la diferenciación, elige una piedra, sostenla en tu mano, examínala mientras recuerdas tu anterior identificación y piensa en los conflictos que esto te trajo y pronuncia en voz alta tu propio decreto liberador de esa situación y señala una afirmación que te suene verdadera .

Adueñarte de la proyección te permite diferenciarte completamente, es decir yo ya no soy que esa persona que hacia… o que decía.

A continuación convierte la proyección en una declaración de viaje y esa declaración es la que te lleva al anillo del colibrí, hasta la integración y esta declaración va a contener las lecciones que necesitas aprender para integrar lo que trabajaste en el anterior círculo, pero ahora en un nivel superior. Lo importante aquí es la lección.

Que es lo que tengo que aprender para seguir adelante? Y para ir mas allá de la integración
Y alcanzar la trascendencia (nivel del águila) debes poder ver la oportunidad donde antes solo percibías problemas.

Tus piedras se han convertido en objetos de poder y su identidad estará basada en aquello que has trascendido.
Podrás ver oportunidades por todas partes y podrás decir:

Yo soy las montañas.
Yo soy las paredes de roca roja del cañon,
Yo soy el Espiritu.
Compruébalo por ti mismo….

Del Dr.Alberto Villoldo