GASSHO KOKYU-HO – LA MEDITACION DE REIKI

 

El sentido y el fin de la meditación Gassho es potenciar la energía del practicante y llevarlo a un estado espiritual meditativo. Se recomienda practicar cada día esta meditación, pues es una de las prácticas más importantes del Reiki Tradicional Japonés.
La Meditación Gassho es totalmente compatible con cualquier otra técnica de meditación o trabajo interior, como por ejemplo la Vipassana. Usui empezaba sus cursos con Gassho para armonizar el espíritu con la energía del Universo. Gassho es del todo imprescindible para preparar la casa (el cuerpo y la mente) antes de que llegue el inquilino (la energía Reiki, el Amor Universal).
Las indicaciones para Gassho son simples: concentra toda tu atención en el punto en que se encuentran tus dedos del medio y olvida todo lo demás.
En el budismo esotérico la mano izquierda representa la Luna y la derecha, el Sol.
Cada dedo representa uno de los cinco elementos:
Los pulgares representan el Vacío.
Los índices representan el Aire.
Los dedos medios representan el Fuego.
Los anulares representan el Agua.
Los meñiques representan la Tierra.
El budismo esotérico afirma lo siguiente con respecto con respecto a las puntas de los dedos:
Los pulgares representan la comprensión.
Los índices representan la actividad.
Los dedos del medio representan la percepción.
Los anulares representan la receptividad.
Los meñiques representan la forma.
Desde el punto de vista de la meditación, cuando plegamos las manos se encuentran el Sol y la Luna, así como todos los elementos. De esta manera se cierra el círculo. Si dirigimos nuestra atención al dedo medio, se acentúa el aspecto “fuego” de la meditación. El consciente quema así los elementos inconscientes.
Gassho Meiso: la meditación.
De pie o sentados, nos ponemos cómodos. Cerramos los ojos y respiramos.
Nos ponemos en posición de “Gassho” y tranquilizamos la mente.
Nos conectamos con la energía llevando las manos al cielo.
Lentamente bajamos las manos y las ponemos a la altura del chakra del corazón y nos ponemos en posición de Gassho. Llevamos la mente al Tantien y mantenemos la mente tranquila.
Mientras inhalamos, visualizamos que la energía que recogemos por el chakra de la corona está bajando al Tantien y que también está entrando por las palmas de las manos o las puntas de los dedos, que están en posición Gassho.
Mientras exhalamos visualizamos que la energía esta saliendo del Tantien y sube hasta las manos, proyectando energía por ellas.
Nos ponemos en posición Gassho y relajamos la mente, recuperando el ritmo normal de respiración.
Si sentimos la energía empujando entre las manos, podemos jugar a permitir a la energía Reiki manifestarse, separando las manos al inspirar y juntándolas al exhalar, sintiendo la energía entre las palmas de las manos.
Si te sientes cansado después de hacer este ejercicio de respiración,puedes acostarte. Si por el contrario quieres despertarte totalmente, mueve las muñecas en todas direcciones para despejar la mente, haciéndolas rotar.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s