Archivo | 6 noviembre, 2013

EL ANTAHKARANA

Este símbolo sagrado se ha mantenido en secreto por miles de años, conocido y usado por muy pocos. Ahora a llegado el tiempo para que todos tengan acceso a él.

El Antahkarana es un símbolo antiguo para sanación y meditación que ha sido utilizado en el Tíbet y la China desde hace miles de años. Es un símbolo muy poderoso, y con solo tenerlo cerca de ti crea un efecto positivo en tus chakras y en tu aura.

Al ser usado en terapias de sanación, aumenta y concentra la energía canalizada, además de acelerar el proceso. Algunos Maestros de Reiki han usado este símbolo con excelentes resultados. Cuando se utiliza en las meditaciones, produce automáticamente lo que los Taoístas denominan “la gran órbita microcósmica”, lo que significa que la energía que normalmente entra al cuerpo por el chakra de la corona, lo hace por los chakras de los pies, y sube por la parte posterior de la espalda hasta la cabeza, para luego bajar por el frente del cuerpo hasta los pies, creando así un flujo continuo de energía en todos los chakras. También neutraliza la energía que se encuentra acumulada en los objetos, como joyas o cuarzos, con solo colocar el objeto entre dos símbolos.

Este símbolo es multi-dimensional. Desde una perspectiva parece ser de dos dimensiones, pero esta formado de hecho por tres sietes en una superficie plana. Los tres sietes representan los siete chakras, los siete colores y los siete tonos de la escala musical. Los tres sietes son mencionados en el Libro de Revelaciones como las siete velas, las siete trompetas y los siete sellos. Desde otra perspectiva, este símbolo parece ser un cubo de tres dimensiones. Su energía se mueve hacia arriba de dos a tres dimensiones visibles y continúa de esta manera hasta llegar a la mas alta dimensión – la dimensión del Ser Superior.

El uso de este símbolo se remonta en la historia a una antigua técnica de meditación Tibetana. Unos pocos maestros de meditación lo conocían y lo mantenían en secreto para acelerar su crecimiento. La práctica de la meditación tibetana tomaba lugar en una habitación iluminada con velas. En el centro de la habitación se encontraba una vasija grande de barro en forma ovalada, la cual simbolizaba el huevo cósmico del universo. La vasija se llenaba con agua y se colocaba en ella un banquillo en el cual estaba grabado en plata el símbolo Antahkarana. Una pared de la habitación estaba cubierta de cobre pulido, el cual parecía espejo, y en la pared opuesta se colgaban tapices que mostraban los símbolos de sanación Reiki . Entonces un meditador Lama Tibetano se sentaba en el banquillo y veía fijamente las imágenes de los símbolos Reiki reflejadas en el espejo de cobre pulido. Esta meditación unía así el conocimiento interior del meditador con las energías trascendentales de los símbolos Reiki, en tanto el Antahkarana en el banquillo enfocaba las energías generadas y las hacía que fluyeran por todos los chakras y hacia la tierra.

Los Tibetanos no son los creadores del símbolo, y no se cuenta con ninguna escritura acerca de su verdadero origen. Sin embargo, por percepción clarividente, Michelle Griffith ha logrado leer la historia psíquica del Antahkarana.

De acuerdo a Michelle, el símbolo fue entregado a los pobladores de la tierra durante los tiempos Lemurianos hace mas de 100,000 años, al mismo tiempo que el Reiki fue traído al mundo por el Espíritu Santo.

El Antahkarana fue creado por un consejo de Altos Maestros encargados de vigilar la evolución de la galaxia. Los Maestros vieron la necesidad de la gente de restablecer la conexión con el Ser Superior, y crearon el símbolo y lo impregnaron con un decreto de amor. Es el Ser Superior quien crea y guía los beneficios obtenidos por el uso del símbolo y por tanto es imposible usarse con fines negativos.

Instrucciones para el uso del símbolo
El Antahkarana es un símbolo especial que tiene su propio sentimiento interior. Trabaja directamente con tu aura y tus chakras, y su efecto sanador varía dependiendo de las necesidades de cada persona. Los símbolos pueden ponerse debajo de una mesa de masajes o de una silla, en la pared o sobre alguna zona del cuerpo que requiera sanación.

El Antahkarana es un símbolo antiquísimo de Sanación y Meditación que ha sido usado en el Tíbet y la China durante miles de años.

Este símbolo tiene un poder energético muy grande; ya que simplemente por estar en su presencia crea un efecto positivo sobre los chakras y el aura, realizando sanación, concentra y profundiza todas las energías de sanación aplicadas en su presencia.

El Antahkarana es parte de la anatomía espiritual, es la conexión entre el cerebro físico y el Yo superior, esta conexión es la que debe sanar y desarrollar para poder crecer espiritualmente. Este símbolo activa esta conexión cada vez que nos hallamos ante su presencia.
La esvástica o suástica1 es una cruz cuyos brazos están doblados en ángulo recto, ya sea en sentido horario 卐 o bien, antihorario 卍.
El término español «esvástica» proviene del sánscrito स्वस्तिक, suastíka que significa ‘muy auspicioso’, siendo suastí bienestar, fortuna, suerte, éxito, prosperidad; y siendo su: ‘muy’ y astí: ‘que existe’. bien, felizmente, con éxito; también ‘¡que les vaya bien!’, ¡salud! ¡adiós! ¡que así sea!, una forma de saludo (especialmente al comienzo de cartas), de aprobación o sanción, según el Rig vedá y otros2
Geométricamente, sus 20 lados hacen de ella un icoságono irregular.
Según sir A. Cunningham (citado por sir Monier William) se trata de un monograma generado por la conjunción de las letras su astí en caracteres ashoka (anteriores a la escritura devánagari, que son las que desde hace varios siglos se utilizan en la escritura del sánscrito). Según algunos autores esto demuestra que el símbolo no fue creado en esta era, sino aproximadamente en el siglo V a. C., e incluso pudo haber sido anterior. Aunque los visnuistas dicen que la esvástica está eternamente dibujada en una de las cuatro manos del dios Visnú.

Este símbolo, que ha venido apareciendo repetidamente en la iconografía, el arte y el diseño producidos a lo largo de toda la historia de la humanidad, ha representado conceptos muy diversos. Entre estos se encuentran la suerte, el Brahman, el concepto hindú de samsara (reencarnación) o a Sūrya (dios del Sol), por citar solamente los más representativos. En principio la esvástica fue usada como símbolo entre los hindúes. Se menciona por primera vez en los Vedás (las escrituras sagradas del hinduismo más primitivo), pero su uso se traslada a otras religiones de la India, como el budismo y el yainismo.
Una creencia occidental moderna, probablemente apócrifa, sostiene que sólo la esvástica con brazos doblados hacia la derecha es una marca de buena suerte, mientras que la esvástica de brazos doblados hacia la izquierda representa un augurio nefasto. Incluso algunos occidentales la han nombrado arbitrariamente sauwastika, lo cual desde el punto de vista de la etimología sánscrita es un adefesio. No existen pruebas de esta distinción en la historia del hinduismo de la que proviene el símbolo y, no obstante la versión más corriente es la esvástica dextrógira, los hindúes de la India y Nepal siguen usando el símbolo en sus dos variantes. Los budistas casi siempre emplean la forma levógira. A principios del siglo XX el nazismo adoptó la cruz esvástica como emblema y —a raíz de la Segunda Guerra Mundial— en Occidente se identifica mayoritariamente como un símbolo exclusivamente del Tercer Reich, desconociéndose prácticamente su uso pre-nazi.

Anuncios

Consecuencia para la salud de una alimentación desordenada

La vida actual es muy estresante y llena de ocupaciones que hacen que tengamos poco tiempo para todo incluso para seguir una dieta saludable.

Gran cantidad de personas tienen una alimentación desordenada o malos hábitos alimenticios debido a su estilo de vida. La mayoría cree que no le provoca alteraciones en la salud pero esto no es correcto.

Una mala y desordenada alimentación provoca efectos negativos en la salud luego de un tiempo.

alimnetaciondesordenada

Los malos hábitos alimenticios mas frecuentes son:

-no desayunar regularmente

-comer poco en el almuerzo y comer mucho en la cena

-comer mucho y luego hacer ayunos

-comer en diferentes horarios

-hacer ejercicio sin comer antes

-no cenar

-comer comida chatarra o pre hecha frecuentemente

-comer apurado en corto tiempo en el almuerzo

 

 

Estos hábitos incorrectos no llegan a ser patologías en si mismas pero son negativas para la salud y nutrición del cuerpo.

 

Las consecuencias en la salud de tener una alimentación desordenada son:

-obesidad y sobrepeso

-enfermedades cardiovasculares

-falta de energía y fatiga

-malestares digestivos

 

El cuerpo debe recibir entre 5 y 6 comidas al día, en horarios regulares y cantidades similares de comida para funcionar correctamente.

Es muy importante el equilibrio en las comidas para mantenerse saludable y en un peso adecuado.

Si se quiere seguir una alimentación balanceada se debe cocinar comida casera y natural aunque sea sencilla para poder obtener los nutrientes necesarios que requiere el cuerpo.

Se debe tratar de diagramar una rutina que permita tener tiempo para poder comer tranquilamente y cocinar los alimentos en forma adecuada.

Con una alimentación ordenada y balanceada se puede mantener una buena salud. 

http://www.blogdefarmacia.com/consecuencia-para-la-salud-de-una-alimentacion-desordenada/#.Unkpun8Q8cc.facebook

TÉCNICA DE LOS 3 GOLPES.

Al comprender al cuerpo interpenetrado por un sistema energético, podemos adquirir la capacidad para mantener las energías en un flujo armonioso y vibrante que fomente nuestra salud. 

El ritmo acelerado en el que se basa la vida de las grandes ciudades, acaba deteriorando el sistema energético . 
Por ejemplo: Lo que se encuentra en los pulmones sale por la lengua.. 
¿A qué se refiere? No es una adivinanza es un hecho real, si ya estas familiarizada con el cuerpo sutil y las líneas de energía todo lo que se acumula en este órgano de vida, son toxinas emocionales tales como la tristeza, y las toxinas por alérgenos como la contaminación, cigarro, pesticidas etc. 
Ósea que un pulmón sucio terminará por agravar otras áreas, usualmente estaremos prontos a juzgar, criticar y condenar.

Nuestras cualidades espirituales, emociones y virtudes como seres humanos están vinculadas a nuestros órganos vitales y a ciertos puntos energéticos del cuerpo etérico. 
Nuestras emociones, sentimientos, pueden ser sanados a través del KI o CHI, término que los chinos usan para referirse a la energía que recorre el cuerpo.
La finalidad de esta nota es informar sobre como restablecer hábitos energéticos positivos mientras intentamos convivir con el stress, las toxinas y costumbres que caracterizan la vida de hoy.
Lo mejor de todo es que ya lleves una práctica habitual de yoga , meditación , caminatas , naturaleza… educando tu mente al silencio, a la calma ..

LOS TRES GOLPES

Ciertos puntos en el cuerpo tendrán consecuencias predecibles, sobre todo en el campo energético ya que envían impulsos electroquímicos al cerebro donde a su vez activan neurotransmisores (mensajeros) esta técnica es cuando te sientes cansada, y ayudará a activar el sistema inmunológico en períodos de stress y aumentar tu vitalidad.

Los puntos de acupuntura llamados también puntos de digitopuntura constituyen centros energéticos diminutos a lo largo de los 12 meridianos y 2 bazos (gobernador y conceptor) los k27situados en el lado izquierdo y derecho del meridiano del riñón con puntos importantes que afectan a otros meridianos y ayudan aumentar la atención y el rendimiento.

Duración de 30 segundos en cada punto (aprox)

Como se observa en el dibujo los K27 están debajo de la clavícula interna donde se encuentran situados estos puntos.

Con tu mano derecha localiza el punto izquierdo y con tu mano izquierda vas a presionar tu ombligo durante 30 segundo puedes masajear o dar pequeños golpes. Después de 30 segundos inhalando y exhalando lenta y profundamente cambias la posición…

Ahora con tu mano izquierda buscas el punto derecho y das masaje o pequeños golpes al mismo tiempo tu mano derecha en el ombligo presionando estos por 30 segundos.

Después buscas el punto de la glándula del TIMO

El siguiente punto está relacionado con la glándula Timo. Esta glándula tiene que ver con la producción de células T (glóbulos blancos). Al golpear esta área, se está estimulando al sistema inmunológico y ayuda a reducir el estrés. Cuando nos encontramos en un determinado estado emocional negativo,la actividad de la glándula timo se verá debilitada, asimismo producirá un deterioro general de la energía vital, y un deterioro específico de la energía del meridiano vinculado a ese estado emocional.

Buscas este punto como se observa en la figura y das pequeños golpes por 20 segundos acuérdate de estar inhalando y exhalando profundamente.

Punto del BAZO o spleen points:

Cuando se está extremadamente cansado, y se ha excedido los límites del cuerpo.

Beneficios: aumenta el nivel de energía, equilibra la glucemia en la sangre (azúcar) refuerza el sistema inmunológico.

Para encontrar este par de puntos uno tiene que colocar los dedos una costilla debajo del pecho y repetir los golpeteos o masaje en esta área por 15-20 segundos. Como se observa en la figura.
http://saikuhayotravidaposible.blogspot.com.ar/2013/07/tecnica-de-los-3-golpes.html

LA CASA DE LOS MIL ESPEJOS

“Se dice que hace tiempo, en un pequeño y lejano pueblo,
había una casa
abandonada.
Cierto día, un perrito buscando refugio del sol, logró
meterse por un agujero de una de
las puertas de dicha casa.

El
perrito subió lentamente las viejas escaleras de madera. Al terminar
de subirlas se topó con una
puerta semi-abierta; lentamente se adentro
enel cuarto. Para su sorpresa, se
dio cuenta que dentro de ese cuarto
habían 1000 perritos más, observándolo tan fijamente como él losobservaba a ellos. 

El
perrito comenzó a mover la cola y a
levantar sus orejas poco a poco.
Los 1000 perritos hicieron lo mismo.

Posteriormente sonrió y le ladróalegremente a uno de ellos. El
perrito se quedó sorprendido al ver que
los 1000 perritos también le
sonreían y ladraban alegremente con él.
Cuando el perrito salió del cuarto se quedó pensando para si mismo:

“¡Quélugar tan agradable… voy a
venir más seguido a visitarlo!” 

Tiempo
después, otro perrito callejero
entró al mismo sitio y seencontróen el mismo cuarto. Pero a
diferencia del primero, este perrito al ver
alos
otros 1000 perritos del cuarto se sintió
amenazado ya que lo estaban
viendo de una manera agresiva.

Posteriormente
empezó a gruñir,
obviamente
vio como los 1000 perritos
le
gruñían a él. Comenzó a ladrarles ferozmente y los otros 1000 perritos
leladraron también a él. Cuando
este perrito salió del cuarto pensó:

“¡Quélugar tan horrible es éste…
nunca más volveré a entrar allí!”. 


En el frente de dicha casa se encontraba un viejo letrero que decía:

Todos
los rostros del mundo son espejos. Decide cuál rostro llevarás
pordentro y ese será el que
mostrarás. El reflejo de tus gestos y acciones
es lo que proyectas ante los
demás.

Las
cosas más bellas del mundo no se ven ni se tocan, sólo se sienten
conel corazón.

 

EL SUSURRO DE DIOS

«Cuenta la leyenda que hace infinidad de años,los ángeles divinos protectores tenían la misión de cuidar y protegera sus vecinos de abajo, los humanos. Los ángeles protectores recibían diversas denominaciones entre los hombres: ángeles guardianes, sexto sentido, intuición, tercer ojo, sentido común, voz interior o, más comúnmente, sabiduría. Y es que los humanos no podían ver a los ángeles pero sí podían escuchar su voz, esa voz que ante una decisión importante les indicaba cómo debían actuar. Entonces, los hombres estaban en continuo contacto y sintonía con sus ángeles guardianes y sus decisiones y actuaciones eran amorosas e iluminadas, reinaban la paz y el amor en la Tierra.

En aquella época la Tierra era un vergel. Los humanos no conocían aún el lenguaje, tal y como hoy en día lo entendemos. Una mirada, un gesto, un silencio elocuente bastaban para que dos personas pudieran entenderse. La comunicación fluía a través de unas ondas invisibles y permitía el entendimiento armonioso entre las personas, entre estas con los animales e incluso con las plantas.

Esas ondas invisibles de propulsión amorosa se retroalimentaban y crecían conforme se hacía uso de ellas. Es por eso que la madre Tierra respondía con amorosa protección a sus hijos, los humanos. No había animales peligrosos – todos, incluido el hombre, eran herbívoros–, pues la Tierra procuraba abundante alimento a sus hijos. La temperatura era perfecta, no hacía frío ni calor… Todos vivían en una gran comunidad, ayudándose y amándose. No había hambre, dolor, sufrimiento ni enfermedad; nohabía competencia ni luchas de poder; no existía la envidia ni las comparaciones; no había normas limitadoras, no eran necesarias; no había miedo ni desconfianza… La comunicación y compenetración de los humanos con Dios, a través de los ángeles protectores, era constante. Dios cuidaba amorosamente de sus hijos y estos confiaban plenamente en Él, pues jamás les había fallado.

Con el paso del tiempo los hombres fueron creciendo en número y extendiéndose por toda la Tierra. Al aumentar el número de personas, la relación entre ellas devino más intensa, tanto como su necesidad de comunicación. Inventaron el lenguaje hablado, potenciaron su razón, y con ella el hemisferio izquierdo de su cerebro, hasta entonces inactivo por innecesario.

Paralelamente, dejaron sumido en el más profundo letargo a su hemisferio derecho, el que les permitía comunicar con los ángeles y con la madre Naturaleza. Tanto se redujo su comunicación con Dios que algunos de ellos empezaron a desconfiar de la providencia divina y pensaron que, quizá, algún día, no habría suficiente alimento para tanta gente. Y esa desconfianza se convirtió en miedo, una extraña, terrorífica y paralizante sensación que nunca antes habían experimentado.

El miedo se transmitía, al igual que el amor, a través de unas ondas invisibles de alta velocidad y enorme magnetismo que envolvían a las ondas amorosas de baja intensidad, paralizándolas, desactivándolas. Las ondas del temor también se retroalimentaban, de manera que su impacto negativo enviado a la madre Tierra era devuelto con mayor fuerza al hombre. Así, el miedo a la carencia de alimento dio paso al afán de dominación de los animales e incluso de los hombres más débiles. Los animales y loshombres más débiles tuvieron miedo de sus dominadores y ese miedo se convirtió en odio, envidia y desconfianza; la ausencia de ondas amorosas envolviendo la Tierra trajo la aparición del frío, de los desastres naturales, del hambre, de la enfermedad, del dolor, de la muerte…

El miedo sustituyó entonces al amor y apareció el mal. Y con él, la necesidad de protegerse. Y para protegerse potenció el hombre su razón creando herramientas y armas, construyendo casas para guarecerse, medios para transportarse, guerras para acumular alimento por miedo a su escasez, medicinas para paliar el dolor y la enfermedad, etc. La Tierra se convirtió en un ruidoso, temible y desapacible lugar para vivir. Los ángeles protectores ya no eran escuchados por los humanos.

Envió entonces Dios a la Tierra una encarnación del Amor universal en grado supremo denominada Jesús.Tan pocos entendieron su palabra que de poco sirvió su misión en aquella época. No obstante, su mensaje fue salvaguardado y transmitido de generación en generación con la esperanza de que, algún día, la humanidad recobraría el entendimiento y lo descifraría. Y pasaron los años y los siglos y llegó la revolución industrial. Y con ella, más ruido y más prisa. No había ni tiempo ni silencio suficiente para escuchar siquiera el último hilo remanente de la voz interior del hombre, la voz de los ángeles, la voz de Dios.

Tan inútil devino su misión, que la reina del reino de los ángeles protectores decretó la suspensión indefinida de las actividades de los ángeles en la Tierra.

Mucho tiempo después, el entonces príncipe del reino de los ángeles guardianes se presentó ante su padre, el rey, y le dijo:

–Padre, los sabios del reino opinan que, de seguir sin actividad, nuestra existencia devendrá inútil y tenderemos a desaparecer.

–Lo sé, hijo, lo sé. Aunque hace tiempo que no actuamos en la Tierra, aún queda una fina capa de Luz Amorosa que protege a nuestros vecinos, los humanos. Sin embargo, está escrito en El Gran Libro del Ángelus Divinus que si los humanos no conectan con la Fuente en un período de trescientos años terrestres, los ángeles volveremos al estado prior de pura y sutil energía, disolviendo con nosotros esa fína capa de luz protectora. La oscuridad más absoluta envolverá a la madre Tierra desintegrando todo atisbo de vida y ocasionando su inmediata y total destrucción.

–Pero, padre, no podemos permitir que esto suceda…

–Nadie ha encontrado hasta ahora la solución, hijo mío. El estado de caos, ruido y miedo en la Tierra es tan grande en la actualidad que las posibilidades de que escuchen nuestra voz son ínfimas, con el factor añadido de que si descendemos en nuestro estado etéreo a la dimensión humana incrementaremos el riesgo de ser contaminados por las micropartículas de temor destructivo y, con ello, la posibilidad de que la fuerza maligna de tales ondas rasgue el fino velo de amor sutil que aún mantiene con vida a nuestros vecinos.

La respuesta del rey causó profundo estupor en su hijo. Pero el príncipe no cejó en su intento de proporcionar un hálito de esperanza al Universo. A través de su chakra de conexión interestelar conectó con la Gran Fuente de Amor Universal y solicitó a Dios una respuesta urgente. Sabía que muchos antes lo habían intentado pero, hasta el momento, Dios no había querido interferir en el libre albedrío de los humanos, dándoles la oportunidad de volver a despertar por sí mismos sus conciencias y, con ello, limpiar el karma acumulado durante tantas vidas. Pero ahora las cosas habían tomado un cariz diferente. Dios sabía que había que intervenir y así se lo hizo saber al príncipe del reino de los ángeles protectores.

A la mañana siguiente, el príncipe volvió a hablar con el rey.

–Padre –le dijo–, he hablado con Dios. Tengo la solución al gran problema.

–Cuéntame, hijo.

–Verás, si los humanos ya no saben escuchar su voz interior haremos que escuchen nuestra voz exterior.

–Explícate mejor.

–Es el deseo de Dios que instruyamos a nuestros mejores soldados de paz para que puedan encarnarse en seres humanos. Dejarán entonces de ser ángeles pero conservarán escrito en sus almas su propósito vital. Haremos oleadas de envíos en un período de dos mil años terrestres y los nacimientos se producirán en países y culturas de diversa índole para llegar al mayor número de almas posibles.

–Y ese propósito en particular será…

–Aportar luz y claridad al mensaje divino de Jesús –señaló el príncipe.

–Escucha, hijo, eso está muy bien pero… todos los humanos tienen un propósito vital, todos han conocido o están por conocer ese día, persona, momento o circunstancia que active el resorte del entendimiento y la transmisión de su divina misión. Sin embargo, al estar desconectados de la Fuente, de nuestro sabio consejo, no han sabido identificar ese propósito. ¿Quién te dice que no le sucederá lo mismo a nuestros ángeles encarnados?

–Es posible, si son humanos nacerán con sus mismas limitaciones. Y también tendrán libre albedrío. Y olvidarán su pasado angelical y su misión divina. Pero lo que sí se puede hacer desde aquí arriba es crear el caldo de cultivo para que ellos, en particular, escuchen ese propósito cuando llegue el momento necesario, eligiendo un ambiente y una familia favorables en los que nacer.

–¿Eres consciente de que el éxito de esta misión no está garantizado y de que los ángeles encarnados deberán volver a pasar por el ciclo de encarnaciones terrenales necesario hasta que puedan nuevamente ascender de dimensión? ¿Y de que conocerán el hambre,
el dolor, el temor, la enfermedad, el apego, etcétera, etcétera?

–Lo sé, padre, lo sé. Pero es la voluntad de Dios y no podemos resistirnos a ella.

–Está bien, pues. Por cierto… ¿quién liderará el ejército?

–Yo.

–¿Tú?

–Padre, siempre me enseñaste que ser príncipe implica un gran privilegio y, al mismo tiempo, una gran responsabilidad. Estoy más preparado que nadie y me corresponde dar ejemplo, ya lo sabes.

–Estoy orgulloso de ti, hijo mío. Que la luz de Dios descienda sobre ti y se apiade de tu misión. Tras fundirse en un gran abrazo, padre e hijo se despidieron.

Según cuenta la leyenda, El Gran Libro del Ángelus Divinus se reescribió tras ese gran abrazo. Su página 7.000.000.000 dispone que el príncipe y jefe del ejército de paz nacerá en el seno de una familia de clase media de no se sabe qué lugar, y desde el mismo día de su nacimiento intrauterino empezarán a notarse las oleadas de Amor sobre el mundo».

La historia terrenal de ese bebé y de sus coetáneos humanos aún está por escribirse pero, con absoluta certeza, sé que tendrá un final feliz. ¿Por qué? Porque… me lo ha susurrado Dios
María Contreras

el bambu japones

No hay que ser agricultor para saber que una buena cosecha requiere de buena
semilla, buen abono y riego.
También es obvio que quien cultiva la tierra no se detiene impaciente frente a
la semilla sembrada, y grita con todas sus fuerzas: ¡Crece, maldita seas!
Hay algo muy curioso que sucede con el bambú japonés y que lo transforma en no
apto para impacientes:
Siembras la semilla, la abonas, y te ocupas de regarla constantemente.
Durante los primeros meses no sucede nada apreciable. En realidad no pasa nada
con la semilla durante los primeros siete años, a tal punto, que un cultivador
inexperto estaría convencido de haber comprado semillas infértiles.
Sin embargo, durante el séptimo año, en un período de sólo seis semanas la
planta de bambú crece ¡más de 30 metros! ¿Tardó sólo seis semanas en crecer? No,
la verdad es que se tomó siete años y seis semanas en desarrollarse.
Durante los primeros siete años de aparente inactividad, este bambú estaba
generando un complejo sistema de raíces que le permitirían sostener el
crecimiento que iba a tener después de siete años.
Sin embargo, en la vida cotidiana, muchas personas tratan de encontrar
soluciones rápidas, triunfos apresurados sin entender que el éxito es
simplemente resultado del crecimiento interno y que este requiere tiempo.
Quizás por la misma impaciencia, muchos de aquellos que aspiran a resultados en
corto plazo, abandonan súbitamente justo cuando ya estaban a punto de conquistar
la meta.
Es tarea difícil convencer al impaciente que solo llegan al éxito aquellos que
luchan en forma perseverante y saben esperar el momento adecuado.
De igual manera es necesario entender que en muchas ocasiones estaremos frente a
situaciones en las que creemos que nada está sucediendo. Y esto puede ser
extremadamente frustrante.
En esos momentos (que todos tenemos), recordar el ciclo de maduración del bambú
japonés, y aceptar que -en tanto no bajemos los brazos -, ni abandonemos por no
“ver” el resultado que esperamos-, sí está sucediendo algo dentro nuestro:
estamos creciendo, madurando.
Quienes no se dan por vencidos, van gradual e imperceptiblemente creando los
hábitos y el temple que les permitirá sostener el éxito cuando éste al fin se
materialice.
El triunfo no es más que un proceso que lleva tiempo y dedicación. Un proceso
que exige aprender nuevos hábitos y nos obliga a descartar otros.
Un proceso que exige cambios, acción y formidables dotes de paciencia.
Tiempo…
Cómo nos cuestan las esperas, qué poco ejercitamos la paciencia en este mundo
agitado en el que vivimos…Apuramos a nuestros hijos en su crecimiento, apuramos
al chofer del taxi…nosotros mismos hacemos las cosas apurados, no se sabe bien
por qué…
Perdemos la fe cuando los resultados no se dan en el plazo que esperábamos,
abandonamos nuestros sueños, nos generamos patologías que provienen de la
ansiedad, del estrés…¿Para qué?
Te propongo tratar de recuperar la perseverancia, la espera, la aceptación.
Si no consigues lo que anhelas, no desesperes… quizá solo estés echando raíces….