Archivo | 10 noviembre, 2013

Clasificación en grupos (FLORES DE BACH)

El Dr. Edward Bach estableció que las emociones desequilibradas, pueden clasificarse para su estudio en 7 grupos de Flores de Bach, los cuáles se presentan en forma esquematizada a continuación:

Grupo I. Para tratar los temores

• 2 Aspen
• 6 Cherry Plum
• 20 Mimulus
• 25 Red Chestnut
• 26 Rock Rose


Grupo II. Para tratar la incertidumbre

• 5 Cerato
• 12 Gentian
• 13 Gorse
• 17 Hornbeam
• 28 Scleranthus
• 36 Wild Oat


Grupo III. Para tratar el desinterés en lo actual

• 7 Chesnut Bud
• 9 Clematis
• 16 Honeysuckle
• 21 Mustard
• 23 Olive
• 35 White Chestnut
• 37 Wild Rose

Grupo IV. Para tratar las manifestaciones de la soledad
• 14 Heather
• 18 Impatiens
• 34 Water Violet

Grupo V. Para tratar la susceptibilidad a las influencias y opiniones de los demás

• 1 Agrimony
• 4 Centaury
• 15 Holly
• 33 Walnut
Grupo VI. Para tratar la desesperación y el abatimiento

• 10 Crab Apple
• 11 Elm
• 19 Larch
• 22 Oak
• 24 Pine
• 29 Star Of Bethlehem
• 30 Sweet Chestnut
• 38 Willow

 Grupo VII. Para tratar a aquellos que sufren por los demás

• 3 Beech
• 8 Chicory
• 27 Rock Water
• 31 Vervain
• 32 Vine

Anuncios

¿Cómo debo de tomar las flores de Bach?

 

  1. Tomando 4 gotas en un gotero. Este método, que hemos empleado con resultados excelentes durante muchos años, consiste en depositar cuatro gotas sobre la lengua, empleando el gotero del frasco y teniendo la precaución de que éste no toque la lengua, para evitar que se contamine el remedio.
    Esta forma parece ser más cómoda, para aquellos pacientes que argumentan que debido a sus ocupaciones les es difícil conseguir vasos con agua durante la jornada. Esta es la forma más común de tomar los remedios.
  2. La forma clásica, en un vaso de agua. Consiste en servir una pequeña cantidad de agua en un vaso —aproximadamente un centímetro de altura— y agregarle con el gotero 4 gotas del remedio que ha sido preparado.
    Para dinamizar esta solución en forma equivalente al tratamiento que se les da a las soluciones homeopáticas, es recomendable que antes de beberla, se agiten durante un minuto el vaso y su contenido.
     
  3. Cuando el paciente ha perdido el conocimiento o se encuentra en estado de shock físico o mental y no puede tomar el remedio (normalmente se usa el Remedio Rescate – Rescue Remedy):
    1. En un trozo de algodón o gasa humedecido con agua, se aplican diez gotas del remedio. A continuación se coloca en sus labios y/o se frota con el su piel en diversas partes del cuerpo.
    2. Otra forma es poner dos gotas del remedio en la zona de atrás de las orejas.
    3. Usar las cremas con flores de Bach.

 

¿Cada cuando debo tomar las Flores?

La primera vez que se toman Flores de Bach

La primera vez que una persona toma Flores de Bach, es recomendable que se sensibilice rápidamente. Esto se hace de la manera siguiente: 

1er. día:

  1. Tomar 4 gotas cada 10 minutos, durante la primera hora.
  2. Tomar 4 gotas cada 20 minutos durante la segunda hora.
  3. Posteriormente tomar 4 gotas cada hora, durante el resto de ese día.

2do. día:

Tomar 4 gotas cada hora, durante el resto de ese día y el siguiente.

3er. día en adelante:

Emplear el método clásico, tomando 4 gotas, cuatro veces al día. 

Esto es necesario para que el paciente se adapte al remedio, haciendo que su acción sea más eficaz, sensibilizándolo.

A veces el paciente no puede cumplir cabalmente este proceso de sensibilización y tiende a repetirlo o a abandonar el tratamiento. En estos casos, lo recomendable es que inicie el tratamiento en la forma ortodoxa de 4 gotas, 4 veces durante la jornada.
 

Después del primer frasco de Flores de Bach

Las soluciones deberán tomarse 4 veces al día, hasta que el frasco de 30 cc se termine.

Para mejorar la eficiencia del tratamiento, es conveniente hacer las 3 primeras tomas del remedio antes de las comidas y la última antes de acostarse. Esto asegura que no se contamine con los sabores de los alimentos.
 

Incrementar ¿la dosis o frecuencia?

En algunas ocasiones es necesario reforzar la acción del remedio, por lo que se puede incrementar la frecuencia de las tomas dependiendo de la situación del paciente, pero de ninguna manera se deberá modificar la dosis de 4 gotas. Esto es, siempre deberán tomarse cuatro gotas, aunque se tomen más de cuatro veces al día.

En los casos de emergencia, pueden tomarse cuatro gotas cada 5 minutos durante la primera media hora; durante la segunda media hora se puede incrementar la frecuencia a 10 minutos; posteriormente a 20 minutos y una vez superada la emergencia se deberá suministrar en la forma clásica de 4 gotas, 4 veces al día.

Repetimos, se puede incrementar la frecuencia, pero siempre se toman 4 gotas.

Valoración del paciente

Al terminar cada frasco, el terapeuta deberá valorar nuevamente al paciente, para decidir:

  • Si da por terminado el tratamiento.
  • Si deberá continuar el tratamiento sin modificaciones a la fórmula.
  • Si cambiará la fórmula del remedio.

DOSIFICACIÓN DE LAS FLORES DE BACH

Estos comentarios solo son una guía de uso para quien busque información, en algunos libros varia un poco lo aqui descrito, y algunos terapeutas pueden indicar a sus pacientes, medidas y conceptos no descritos en esta guía, sin que esto indicase que fueran incorrectos.

       USO DIRECTO A PARTIR DE LA BOTELLA DE CONCENTRADO ( STOCK)

  1. Las esencias florales se pueden tomar directamente del frasco de concentrado (la forma en que la mayor parte de las esencias se hallan disponibles comercialmente). Aunque se recomienda diluirlas.
  2. Colocar dos gotas bajo la lengua, o en un poco de agua. Esta dosis se toma en general cuatro veces al día.

 

 

 

MEZCLA DE ESENCIAS EN UN VASO DE AGUA

  1. Colocar dos gotas ( cuatro si es rescue remedy) de cada esencia concentrada que desee combinar en un vaso de agua .
  2. La combinación de esencias puede luego tomarse a sorbitos en diversas ocasiones a lo largo del día. Cubrir el vaso para mantenerlo protegido.
  3. Esta mezcla puede prepararse nuevamente de uno a tres días.

PREPARACIÓN DE UN FRASCO DE DILUCIÓN

( Es la forma más habitual de uso, y este preparado es el que normalmente nos proporciona el terapeuta floral.)

  1. Llenar un frasquito gotero de vidrio color ambar de 30 ml hasta casi llenarlo de agua de manantial u otro tipo de agua fresca mineral (sin gasificar, y no destilada).
  2. Agregar una pequeña cantidad de brandy (1/8 a 1/4 del frasco) como conservante. Puede agregarse más brandy si el frasco de diluido está destinado a durar varios meses o a sufrir exposición a temperaturas altas.
  3. A la mezcla de agua y brandy, agregar de dos a cuatro gotas del frasco de concentrado de cada una de las esencias florales seleccionadas para la combinación.
  4. Colocar cuatro gotas bajo la lengua o en un poco de agua. Este diluido generalmente se dosifica en cuatro tomas diarias de cuatro gotas cada una. Un frasquito de diluido de 30 ml dura así aproximadamente de tres semanas a un mes.
  5. El contenido del frasco de diluido puede llevarse aun nivel mayor de dilución si se desea atenuar el sabor del brandy conservante. Para ello, se colocan cuatro gotas en medio vaso de agua.
  6. Se recomienda el uso de frascos y goteros de vidrio, ya que el plástico puede afectar en forma adversa las cualidades sutiles de estos remedios. Es mejor utilizar frascos nuevos para cada nueva combinación de esencias para asegurar la limpieza y claridad de los patrones vibraciónales, el echo de poner más gotas de tintura, aunque no es perjudicial para el preparado, solo nos servirá para haber gastado más de la cuenta, ya que esta comprobado que no por poner más gotas el resultado es más eficaz.

 USO DE UN PULVERIZADOR

  1. Prepararlo como si se tratase de un frasco de diluido.
  2. En lugar de ingerir el remedio, pulverizar la mezcla sobre el cuerpo y/o en el ambiente.

USO EN EL BAÑO

  1. Agregar alrededor de unas 20 gotas del concentrado de cada esencia en una bañera de tamaño normal con agua tibia.
  2. Sumergirse en esta solución aproximadamente 20 minutos. Secarse con golpecitos suaves sobre la piel y luego descansar o irse a dormir para continuar absorbiendo las cualidades sutiles de las esencias.

 USO TOPICO

  1. Agregar 1 a 10 gotas del concentrado de cada esencia seleccionada por cada 30 gramos de crema, aceite o loción.
  2. Usar en forma diaria ya sea exclusivamente o como suplemento de la administración oral.
  3. Las gotas de esencia también pueden usarse directamente sobre el cuerpo conjuntamente con tratamientos de masaje, digitopuntura, quiropraxia, reflexologia podal, etc.

  FRECUENCIA Y RITMO DE LAS DOSIS

La potencia no se incrementa por tomar más gotas por dosis, sino por una administración más frecuente y consistenteEn la mayoría de los casos, las esencias se deberian tomar de cuatro a seis veces al día, aun cuando esta frecuencia puede incrementarse en los casos más agudos o de emergencia a una cada hora o a una frecuencia aún mayor, cada 10-15 minutos. Por otra parte los niños y/o personas muy sensibles pueden requerir disminuir la frecuencia de las dosis a una o dos veces al día.

Aunque las esencias pueden utilizarse durante períodos cortos en casos agudos, su uso ideal es a largo plazo para obtener un cambio estable y profundo a nivel mental y emocional. En este nivel, el ciclo más común para el uso de una esencia es de 4 semanas o un mes, un intervalo temporal que se correlaciona poderosamente con el cuerpo astral o emocional. Períodos de siete o catorce días pueden resultar significativos también en el proceso de crecimiento. Para cambios particularmente profundos pueden necesitarse varios ciclos de un mes. Sin embargo, en la mayoría de los casos, podrán advertirse cambios en aproximadamente un mes o antes. Después de este intervalo suele convenir reformular o reevaluar la combinación de esencias florales. Recomendamos continuar el uso de una fórmula o de al menos dos de las esencias principales de la misma por un período más allá del momento en que se advierten los cambios. Así se posibilita el “anclaje” de las esencias en un nivel de conciencia aún más profundo.

 USO EN PERSONAS SENSIBLES AL ALCOHOL

Muchos alcohólicos en proceso de recuperación y otras personas sensibles al alcohol han obtenido grandes beneficios por el uso de esencias florales. Aun cuando los remedios florales utilizan coñac como conservante a nivel del concentrado, se han obtenido resultados exitosos al diluir las esencias al nivel del frasco de diluido dosificador, sin utilizar alcohol. Los métodos de dilución aseguran que el alcohol ingerido resulte insignificante tanto química como fisiológicamente, aproximadamente una parte en 600 cuando se diluye en un frasco de diluido de 30 ml, o una parte en 4.800 en un vaso de agua de 240 ml . Los cuatro métodos detallados a continuación han demostrado ser eficaces:

  1. Usar de dos a cuatro gotas del concentrado en un vaso grande de agua o zumo de frutas, remover y tomar a sorbitos.
  2. Preparar las esencias en un frasquito de diluido, pero usar de 1/4 a 1/2 frasco de vinagre de sidra de manzana o vinagre de miel como conservante en lugar del brandy.
  3. Preparar las esencias en un frasquito de diluido, llenando de 1/3 a 1/2 frasco con glicerina vegetal, que es un derivado del aceite de coco.
  4. Se puede prescindir del conservante si el frasco de diluido se guarda en el refrigerador o se utiliza por un período corto ( hasta una semana )

Las flores carecen de efectos secundarios, no interferieren con otras medicinas ni provocan efectos de habituación y mucho menos, intoxicaciones por sobredosis.

Tambien recordar que no existe un tiempo definido para su utilización, ya que dependera de cada persona, de su grado se sensibilidad, del tiempo que arrastra el problema, y del problema en sí mismo, aunque por regla general en no más de un mes se empiezan a ver resultados.

REIKI UNITARIO

¿Qué es reiki unitario?

El Reiki unitario fusiona los símbolos y energías del Reiki Usui, del Reiki Karuna y del Reiki Multidimensional de Shambhala para crear un Reiki integrador y evolutivo adaptado a la nueva energía. Trabaja con 25 símbolos: 5 del reiki usui, 10 de reiki unitario, 8 de reiki multidimensional de reiki shambhala y 2 de reiki Karuna.

 

El Reiki Unitario fue canalizado en el 2001 por Selene, médico sofrólogo, y Cyrille Odon, psicólogo, psicoanalista y conferenciante con más de treinta años de experiencia clínica. Ambos son terapeutas energéticos y maestros del Reiki Usui, Reiki Karuna y del Reiki Multidimensional de Shambhala.

para quien sienta curiosidad, o le gusten mucho los simbolitos os dejo los de reiki unitario, muchos son de karuna, otros de reiki y otros de vete a saber donde… Smile
recordaros que deben ser sintonizados por un maestr@ capacitado en esta modalidad de reiki… yo no los tengo… aunque por probarlos tampoco se pierde nada, no cerremos las puertas al campo Wink están en el archivo adjunto

179681698-Simbolos-Reiki-Unitario

 

CUENTO DEL MINOTAURO Y LA ESTRELLA

Era que ha mucho tiempo, en la pradera del Unicornio, cayó del cielo nuevo una estrella como cometa; genios, gnomos y duendes se acercaron a ella; era brillante y pequeña, con cinco puntas y una estela. La pregunta inevitable la realizó el profeta: “Qué te trae por estos lares a la tierra de la magia, mi pequeña”. La es­trella, consternada, dijo haber perdido su fuerza, cayendo al alba en la tierra que hoy enfrenta. El profeta dijo tener la respuesta: “Si al cielo nuevo quieres volver, deberás resolver el reto enfren­tándote al misterio. Irás a la cueva del Minotauro, a encontrar la respuesta. Ten cuidado, es truquero, te pondrá en duda si regre­sar tú quisieras”. Y la estrella, que quería volver a brillar eterna, emprendió pronta el viaje, ya que perdía su fuerza. La acompa­ñaron dos hadas y el guardián del arco iris, Indicándole el cami­no hasta llegar a la cueva. “Ésta es la entrada”. Temblando le proclamaron y. dejándola a su suerte, la estrella se preguntaba: “¿Entraré a este misterio o me quedo en esta tierra?” E, indecisa y sin fuerzas, sentóse al lado de una piedra. La piedra, una es­meralda transparente como el agua, díjole al verla sentada: “¿Tú también estás en duda?” Y la sorpresa de la estrella se hizo ver en sus palabras: “¿Qué tú eres, qué es lo que haces, por qué tú sabes mi duda?” “Yo era también una estrella, mas esperéme tanto tiempo que la decisión de entrar me llegara, que ahora pri­sionera me encuentro, sin poder regresar al cosmos con mis her­manas.

La estrella comprendió y, tomando fuerza de la ilusión de ser y estar donde quiera, corrió hacia la entrada, deteniéndose en la puerta. Un viento frío salía de la cueva, murmurando en sus no­tas: “Peligro, el Minotauro te espera”. La estrella temblaba y, queriendo regresar, miró al cielo y a la piedra; un nuevo Impulso sintió y con paso adelante, resuelta, entró donde pocos se en­frentan. La cueva era rara, con colores estelares, haces de luz re­corrían las paredes en juego de malabares. La estrella siguió buscando hasta encontrar una fuente, la cual a su paso se abrió, dejando ver un palacio tan grande como el sol creciente. En la sala principal. en un trono majestuoso, estaba sentado el rey, un minotauro “pequeño, del tamaño de un dedal”. “¿Tú eres el Mi­notauro?, le preguntó nuestra estrella y al momento, sacudien­do su corona, respondió: “El mismo, soy el rey de la duda y la Indecisión, del conflicto y los miedos, el rey del no puedo y no lo lograré jamás”. “¿Tantos reinos tienes y tan pequeñito eres?” “Soy pequeño, sí, pero nadie lo sabe; tengo muchos reinos, sí. porque pocos se atreven a desafiarme”. “Yo quiero nuevamente ser estrella, cruzar el firmamento como lo hacia antes de caer en estos lares”. El Minotauro le dijo: “Ya que descubriste mi secreto, te diré la respuesta: el camino está en ti misma, con tu decisión has abierto la puerta al reino de las estrellas”. Y con confianza renovada emprendió su regreso a casa, no sin antes sonreír por conocer esa verdad por la que antes ella temblaba. Ya afuera de la cueva y con una alegría enorme, contó sus aventuras a las piedras esmeraldas que ansiosas la esperaban, y así, develándo­se el misterio, renovando la confianza, hoy el cielo nuevo arriba de la pradera del Unicornio está colmado de estrellas y cometas gracias a una pequeña estrella de cinco puntas que atrevióse a cruzar la entrada.

UNA FORTUNA SIN SABERLO

Un día bajó el Señor a la tierra en forma de mendigo y se acercó a casa de un zapatero pobre y le dijo: 
– “Hermano, hace tiempo que no como y me siento muy cansado, aunque no tengo ni una sola moneda quisiera pedirte que me arreglaras mis sandalias para poder seguir caminando”.
El zapatero le respondió: 
– “¡Yo soy muy pobre y ya estoy cansado que todo el mundo viene a pedir y nadie viene a dar!”. 
El Señor le contestó: 
– “Yo puedo darte lo que tu quieras”. 
El zapatero le pregunto: 
– “¿Dinero inclusive?”. 
El Señor le respondió: 
– “Yo puedo darte 10 millones de dólares, pero a cambio de tus piernas”. 
– “¿Para qué quiero yo 10 millones de dólares si no voy a poder caminar, bailar, moverme libremente?”, dijo el zapatero. 
Entonces el Señor replicó: 
– “Está bien, te podría dar 100 millones de dólares, a cambio de tus brazos”. 
El zapatero le contestó: 
– “¿Para qué quiero yo 100 millones de dólares si no voy a poder comer solo, trabajar, jugar con mis hijos?”. 
Entonces el Señor le dijo: 
– “En ese caso, yo te puedo dar 1000 millones de dólares a cambio de tus ojos”. 
El zapatero respondió asustado: 
– “¿Para qué me sirven 1000 millones de dólares si no voy a poder ver el amanecer, ni a mi familia y mis amigos, ni todas las cosas que me rodean?”. 

Entonces el Señor le dijo: 
– “Ah hermano mío, ya ves qué fortuna tienes y no te das cuenta”.