Archivo | 16 noviembre, 2013

Beneficios del mindfulness

Beneficios del mindfulnessLa llamada meditación de atención plena o mindfulness, ayuda a despejar, descansar y aclarar la mente, a reducir la tensión nerviosa y a reequilibrar las emociones, pero además podría mejorar la habilidad de los médicos para cuidar de aquellas personas que acuden a su consulta.

El “mindfulness”, trata en prestar atención de una forma consciente a la experiencia que se tiene en el instante presente, con interés, curiosidad, aceptación y sin juzgar.

Practicarlo con regularidad ayuda a disminuir el estrés y los efectos nocivos que nos provoca tanto a nivel físico como mental, y que nos impiden llevar una vida más plena.

El mindfulness nos enseña a centrar nuestra atención en lo que hacemos en cada momento y a percibir qué sentimos o pensamos, por qué y para qué, así como a rechazar los automatismos y a desarrollar un estilo de vida autoconsciente.

Beneficios del mindfulnessObservar la propia respiración es el ejercicio más fácil y adecuado para iniciarse en la atención plena, y hay distintos lugares de nuestro cuerpo en los que podemos centrar dicha observación, por ejemplo el estómago, que si está relajado, se hincha y deshincha con cada respiración.

El objetivo es darse cuenta de las sensaciones que acompañan a la respiración consciente en un lugar corporal concreto y mantenerla en la consciencia a cada instante. 

El entrenamiento en esta atención consciente o consciencia plena puede ayudar a los médicos a escuchar mejor a sus interlocutores y a no ser tan críticos con ellos, tanto en su casa como en su trabajo, y a responder a los pacientes sin juzgarlos, durante sus charlas privadas o profesionales.

Meditar por las mañanas de manera formal y durante aproximadamente 20 ó 30 minutos es muy adecuado para encarar el día con energía, comprensión y ecuanimidad.

Beneficios del mindfulnessIntentar estar presente mentalmente en cada tarea, sin dispersión, mejora la calidad de vida y la atención profesional.

Esta escucha se produce con una actitud amable, sin juzgar y atendiendo a sus necesidades con afecto, lo cual es una consecuencia espontánea de la práctica de la meditación.

Anuncios

El Amor…Las Relaciones… nuestros Espejos!- Mabel Katz

“El amor es la espada del guerrero: dondequiera que corta, da vida, no muerte.”

Dan Millman El Guerrero Pacífico

Mas sobre el AMOR…

Cuando alguien le pidió a una de las Niñas Indigo que hablará sobre el amor, ella se rió como si le estuvieran haciendo una pregunta extraña y respondió: “No puedo hablar del amor; si pudiera, entonces no sería real, porque el amor no tiene nada que ver con las palabras”. “Y entonces”, insistió la persona, “.que es el amor verdadero?”. Ella volvió a reírse y dijo: “Lo has vuelto a hacer. Ves que difícil es?”.

No importa cuánto tratamos de no racionalizar, es casi imposible. Siempre estamos tratando de entenderlo todo con nuestra mente y luego queremos que ese entendimiento salga de nuestras bocas. Pero la mente no puede entender el amor porque este último no tiene nada que ver con el ‘pensamiento’.

Dan Millman, en su libro El Guerrero Pacífico dice: “El amor no se puede entender, hay que sentirlo. La vida no es imaginarnos perfección y triunfo, es solo amor. Siempre tratamos de transformarlo todo en un concepto mental.

Estamos muy mal acostumbrados y transmitimos nuestras costumbres a nuestros hijos. Así aprendimos a vivir. No conocemos una manera mejor. Desde la infancia, nos enseñan que debemos hacer cosas o comportarnos de cierta forma para obtener el amor y la aceptación de los demás. Pero lamentablemente en ese proceso no aprendemos a amarnos ni aceptarnos. Y paradójicamente, la gente nos trata de la forma en que nos tratamos a nosotros mismos. De este modo, el deseo de amor y aceptación se ve frustrado por nuestra propia incapacidad de amarnos a nosotros mismos.

Sin amor propio, no podemos amar a nadie mas. El no aceptar esta verdad es engañarse y engañar a los demás. Lo esencial es aprender a amarse y aceptarse tal cual uno es. No sirve hacer las cosas por los demás. Si algo no funciona para nosotros, no funcionará para los otros. Especialmente las madres tendemos a creer que tenemos que sacrificar lo que es importante para nosotras y relegarnos por nuestros hijos. Sin embargo, el mejor regalo que les podemos brindar a nuestros hijos es el amarnos a nosotras mismas. Así pueden ellos observar, y a través de nuestro ejemplo, aprender a amarse a sí mismos sin necesidad de buscar el amor en los lugares equivocados. Cuando estamos en el lugar correcto, permitimos que los demás también lo estén. Cuanto más nos esmeramos por obtener amor haciendo cosas y comportándonos de cierto modo por los demás, mas nos alejamos de la posibilidad de experimentar aquello mismo que tanto anhelamos. Debemos aprender a ser felices y disfrutar de cada instante de nuestra vida sin darle importancia a lo que los otros piensan de nosotros. Lo más importante es lo que nosotros pensamos de nosotros mismos. El amor hacia nuestro propio ser es la herramienta de transformación más poderosa. El amor empieza por nosotros. Es inútil buscarlo afuera. No existe. Nos pasamos la mayoría del tiempo buscando amor en el lugar equivocado, siempre mendigándolo de los demás sin saber por que. Este es otro grave error que solemos cometer. Pensamos que para ser felices necesitamos tener una pareja. Creemos que el otro nos va a dar esa felicidad que tanto anhelamos. Pero incluso cuando conseguimos que otro nos ame, no nos sentimos felices. Sentimos que no estamos completos y buscamos en el otro aquello que creemos que nos falta. Esta es una pérdida de tiempo.

El amor debe buscarse adentro de uno. Después de encontrarlo, de sentirse bien con uno mismo, de aceptarse y amarse, uno descubre que en realidad no “necesita” a nadie. Entonces busca a alguien porque “desea” y “elige” estar en pareja. En este contexto uno actúa libremente por elección y no por necesidad. La falta de seguridad en nosotros mismos nos impide amar verdaderamente.

Decimos que amamos pero lo hacemos de una manera posesiva. Las madres por ejemplo, no permitimos a nuestros hijos que sean ellos mismos y los mantenemos esclavos de nuestras opiniones y puntos de vista. Muchas veces creamos relaciones amorosas donde sufrimos tremendos celos. Esto no es Amor, pero no podemos evitarlo, son las viejas cintas grabadas tocando de nuevo en nuestras cabezas. No podemos ver a la gente tal cual es. La vemos a través de nuestros pensamientos y recuerdos.

Nuestra reacción a los problemas es una repetición de recuerdos. Las dificultades suelen ser obstáculos que ya hemos encontrado antes pero que jamás hemos resuelto. Por esta razón, la situación regresa para darnos la oportunidad de reaccionar de forma diferente. La gente suele aparecer en nuestras vidas para movilizarnos y mostrarnos las partes de nosotros mismos que necesitamos cambiar. Las relaciones son simplemente espejos en los que nos vemos reflejados.

Mabel Katz ( El camino mas fácil)

EL MÉTODO SEDONA

Hay tres formas de abordar el proceso de liberación, y todas llevan al mismo resultado: liberar tu capacidad natural de soltar de inmediato cualquier emoción no deseada y dejar que se derroche parte de la energía reprimida de tu subconsciente. La primera manera es decidir liberarse de un sentimiento no deseado. La segunda, aceptar el sentimiento y dejar que la emoción simplemente exista. La tercera es sumergirse en el propio núcleo de la emoción.

Permíteme que, para explicarte, te pida que participes en un sencillo ejercicio. Toma un bolígrafo, o algún objeto pequeño que estuvieras dispuesto a tirar sin pensarlo dos veces. Ahora, póntelo delante y sujétalo con fuerza. Simula que es uno de tus sentimientos limitadores y que tu mano representa tu voluntad o tu conciencia. Si sujetaras el objeto el tiempo suficiente, empezaría a parecerte incómodo, aunque familiar.

Ahora, abre la mano y haz que ruede por ella el objeto. Observa que eres tú quien se aferra a él; no está pegado a tu mano. Lo mismo ocurre con tus sentimientos. Están tan pegados a ti como ese objeto lo está a tu mano.

Muchas veces creemos que un sentimiento se aferra a nosotros. Y no es verdad…siempre tenemos el control, lo que ocurre es que no siempre lo sabemos.

Ahora, suelta ese objeto.

¿Qué ha ocurrido? Soltaste el objeto y éste se cayó al suelo. ¿Fue algo difícil? Claro que no. A esto nos referimos al hablar de “soltar”. Puedes hacer lo mismo con cualquier sentimiento: decidir soltarlo. Siguiendo con esta misma analogía: si fuéramos andando con la mano abierta, ¿no sería difícil aferrarte al bolígrafo o a otro objeto que sostuvieras? Pues, del mismo modo, cuando permites o aceptas un sentimiento, estás abriendo tu conciencia, y esto permite que el sentimiento se caiga por sí mismo – como las nubes que cruzan el cielo o el humo que asciende por la chimenea con el tiro abierto. Es como si quitaras la tapadera de una olla a presión.

Si ahora tomaras el mismo objeto – un lápiz, un bolígrafo o una piedrecita – y lo ampliaras lo suficiente, se parecería cada vez más a un espacio vacío. Verías los intersticios entre las moléculas y los átomos. Cuando te sumerjas en el mismo núcleo de un sentimiento, observarás un fenómeno similar: en realidad ahí no hay nada.

Cuado hayas dominado el proceso de liberación, descubrirás que hasta los sentimientos más profundos sólo están en la superficie. En el núcleo estás vacío, en silencio y en paz, y no en el dolor y la oscuridad que muchos suponemos. De hecho, incluso nuestros sentimientos más extremos no tienen más sustancia que una pompa de jabón. Y ya sabes lo que ocurre cuando tocas con el dedo esa pompa de jabón: estalla. Esto exactamente es lo que pasa cuando te sumerges en el núcleo de un sentimiento.

DECIDIR SOLTAR

Paso 1: Concéntrate en una situación sobre la que te gustaría sentirte mejor, y luego permítete sentir lo que sientas en ese momento. El único momento en que de verdad podemos hacer algo en relación a nuestra forma de sentir (y, en este sentido a nuestra vida) es AHORA.

Paso 2: Hazte una de las siguientes preguntas: ¿Podría soltar este sentimiento? ¿Podría permitir que este sentimiento estuviese aquí? ¿Podría aceptar este sentimiento? Estas preguntas no te plantean otra cosa más que si es posible emprender esta acción. “SI” y “NO” son, ambas, respuestas aceptables. Muchas veces soltarás aunque digas “NO”.

Paso 3: Cualquiera que sea la pregunta con la que empezaste, hazte ahora esta sencilla pregunta: ¿Lo haría? En otras palabras, ¿estoy dispuesto a soltar? Aléjate todo lo que puedas del debate. Recuerda que siempre haces este proceso para ti mismo, con el objetivo de lograr tu propia libertad y claridad. No importa si el sentimiento está justificado, viene de antiguo o es correcto.

Si la respuesta es NO, o si no estás seguro, pregúntate: ¿Preferiría tener este sentimiento, o quisiera ser libre? Aunque la respuesta siga siendo NO, ve al paso 4.

Paso 4: Hazte esta sencilla pregunta: ¿Cuando? Es una invitación a liberarte AHORA. Es posible que te veas liberándote con toda facilidad. Recuerda que el soltar es una decisión que puedes tomar en cualquier momento que quieras.

Paso 5: Repite los cuatro pasos anteriores tantas veces como sea necesario hasta que te sientas libre de ese sentimiento concreto. Al principio, los resultados quizá sean muy sutiles. Pero si eres constante, enseguida habrá más resultados y más evidentes. Tal vez veas que existen diversas capas de sentmientos sobre un determinado tema. Pero lo que sueltes, soltado está.

ACEPTAR UN SENTIMIENTO

Es posible que hayas observado que cuando te centraste en tus sentimientos en el Paso 2 del proceso de liberación anterior, lo soltaste. Simplemente se desvanecieron. Como empleamos tanto tiempo en resistir y reprimir nuestros sentimientos, en vez de dejarlos que fluyan con libertad en nosotros, aceptar o dejar que exista un sentimiento muchas veces es lo único que se necesita para permitir que se suelte.

“¿Así que tienes ansiedad (o lo que estés sintiendo en este momento? Si, tengo ansiedad. ¿Serías capaz de dejarte sentir tanta ansiedad como sientes? Si.” Con el simple hecho de pemirtir tus miedos en vez de hacerles frente, tus sensaciones físicas de respiración rápida y temblores irán desapareciendo, y tu mente se tranquilizará.

SUMERGIRSE

La experiencia de liberarse mediante la inmersión puedes ser completamente distinta de los procesos antes descritos. En primer lugar, no es recomendable que intentes sumergirte mientras haces otra cosa. Funciona mejor cuando te tomas tu tiempo para centrarte en tu interior. Y cuando mejor funciona es cuando se está en contacto con un sentimiento más fuerte.

Esto es lo que puedes experimentar: recibes una noticia que te afecta. Empiezas a experimentar una fuerte sensación de miedo o pena, y tienes ocasión de tomarte unos minutos para liberarte. Siéntate, cierra los ojos y reájate ante el sentimiento lo mejor que puedas. Luego hazte preguntas del siguiente tipo: ¿Qué hay en el núcleo de este sentimiento? ¿Podría permitirme adentrarme conscientemente en ese núcleo? ¿Podría permitirme sumergirme en él? Probablemente con el tiempo descubrirás tu propia versión de estas preguntas a medida que trabajes con ellas. Te puedes imaginar a ti mismo realmente sumergiéndote en el centro del sentimiento o puedes encontrarte con que sólo sientes que hay un núcleo.

Una vez que empieces a profundizar, es posible que experimentes diversas imágenes y sensaciones. También puedes observar que el sentimiento se intendifica temporalmente. Así que sigue preguntándote: ¿Podría profundizar aún más? Anímate a descender a mayores profundidades, más allá de cualquier imagen, sensación o historia que te puedas contar sobre ese sentimiento.

Al persistir en esta dirección, llegarás a un punto en que algo revienta en tu interior, o quizá observes que ya no puedes profundizar más. Sabrás que has llegado al núcleo cuando tengas el espíritu tranquilo y te sientas en paz interiormente.

Recuerda que si el sentimiento sigue siendo fuerte o incluso se ha intensificado, es que no has llegado al núcleo. Todos los sentimientos, excepto la paz, están en la superficie. Muchos evitamos sumergirnos en un sentimiento, porque tenemos miedo de perdernos o de que empeore. Sin embargo, si realmente consigues traspasar la superficie y llegar al auténtico núcleo, descubrirás que no hay nada más lejos de la verdad.

Hale Dwoskin, El Método Sedona

 

Frutos secos para controlar la diabetes

Frutos secos para controlar la diabetesUna nueva investigación aseguro que cuando personas que padecen diabetes tipo 2 reemplazan algunos carbohidratos habituales con media taza diaria de frutos secos, los niveles de glucosa y colesterol “malo” reducirían levemente en tres meses.

Frutos secos para controlar la diabetesEl reemplazar el “muffin” diario con uno o dos puñados de frutos secos favorece a las personas diabéticas a controlar mucho mejor el azúcar en sangre y el colesterol.

El estudio dividió al a 117 adultos con diabetes tipo 2 en tres grupos: uno consumió frutos secos sin sal en reemplazo de los carbohidratos habituales; el segundo grupo reemplazó esos carbohidratos con “muffins saludables” de harina de trigo integral y sin azúcar agregada.

Frutos secos para controlar la diabetesEl tercer grupo combinó la mitad de los frutos secos y la mitad del muffin integral.

El primer grupo consumió la mitad de una taza de frutos secos por día (475 calorías). A los tres meses, el grupo tuvo una merma del 0,2 por ciento en la hemoglobina A1C, un indicador del control del azúcar en el largo plazo.

Frutos secos para controlar la diabetesEl cambio fue mínimo al compararlo con lo que se estima una mejoría significativa del control del azúcar en sangre, pero los participantes estaban bajo tratamientofarmacológico y tenían un buen control de la diabetes.

Es un beneficio adicional al que logra con los medicamentos, en cuanto al colesterol, el nivel promedio del LDL o “malo” se redujo de 97 a 89 mg/dL, se piensa óptimo un nivel por debajo de 100 mg/dL). Esto no paso en los otros dos grupos.

Frutos secos para controlar la diabetesSe desconoce aun por qué el grupo tratado sólo con frutos secos logro mejorías en los niveles de glucosa en sangre y colesterol LDL, pero se piensa que se debería a las grasas monoinsaturadas de los frutos secos, como las nueces.

Los frutos secos poseen proteína, algo de fibra y algunos polifenoles, los polifenoles son antioxidantes que se encuentran en una gran variedad de alimentos de origen vegetal.

Frutos secos para controlar la diabetesLo importante para los diabéticos es recordar que la alimentación u otros hábitos, como el ejercicio regular, son muy importantes también.

Para aquellas personas que no les gusten los frutos secos, se encuentran otras fuentes de grasa mono insaturada, como el aceite de oliva y la palta.

CONSTELACIONES FAMILIARES

Constelaciones familiares es una técnica utilizada en Terapia sistémica familiar, creada y desarrollada por Bert Hellinger. Es utilizada por algunos psicólogospsiquiatras, y psicoterapeutas, si bien carece de una base sólida en cuanto a su posible efectividad terapéutica. Su objetivo sería sanar o curar las heridas psicológicas existentes en las familias entendiéndolas como un sistema en el que todos sus miembros estarían relacionados.
Bert Hellinger estudió las formas inconscientes en que cada individuo estaría unido a su familia, y como determinados comportamientos y tendencias psicológicas se repetirían generación tras generación.Creó un método o procedimiento para restablecer el orden natural del sistema familiar, sanando así las “heridas” del mismo.
Según su visión, nuestra historia familiar afectaría profundamente nuestra personalidad, nuestro comportamiento y nuestras relaciones. Moldearía nuestros valores, actitudes y creencias sobre nosotros mismos, los demás y nuestra vida.

Una constelación familiar se realiza cuando una persona quiere aclarar un tema específico de su vida.
Se reúne un grupo de personas con distintas inquietudes y dilemas a resolver o personas que simplemente quieres observar y/o representar a otros en una constelación, y se crea un círculo en el cual se dará lugar a las constelaciones de aquellos que lo soliciten.
Esta persona puede exponer o no ante el grupo su problema, pues el movimiento de la dinámica oculta que se trate comenzará a funcionar igualmente, si el asunto y la persona están listos para ser tratados, consistiendo muchas de las veces en asuntos desconocidos incluso para la propia persona que constela y a partir de aquí, elegirá a distintos miembros del grupo como representantes de las personas que forman su estructura familiar incluido él. A continuación los colocará en el centro de la sala. Otras veces esto lo hace el facilitador de la constelación, incluso sin decir a nadie quién es quién. Hecho esto la constelación “cobraría vida” de forma que los representantes comenzarán a sentir las emociones, miedos y deseos de las personas a quienes representan, si bien tal afirmación no está documentada hoy en día según los métodos habituales de la ciencia oficial, tiene sus fundamentos en la física cuántica, aunque no existen datos objetivos reconocidos por la ciencia oficial sobre qué mecanismos posibilitarían esta supuesta comunicación o “conexión” de sentimientos en el sistema de que se trate, máxime cuando todos los sujetos a los que se representa ni siquiera estarían presentes salvo la/s persona/s a la que se está constelando, y asumiendo que las personas que asumen los respectivos roles no tendrían relación previa alguna con aquellos a los que están representando, lo cual prueba que cualquier persona que ocupa el “lugar” del representado, actuaría de la misma forma.
Con este método el origen del desorden sale a la luz, por lo que la verdadera dinámica interna de la familia se manifiestaría trayéndola a la conciencia de la persona. El “facilitador” va guiando a las personas hasta una situación final donde cada cual toma la responsabilidad que le corresponde y devuelve lo que ha tomado de otros sobre sí (dolor, culpa).