Archivo | 22 noviembre, 2013

Informe de un extraterrestre tras visitar la Tierra

– ¿Qué averiguaste sobre los seres más inteligentes de la Tierra?
– He aquí el informe:

  • Tiran sus deshechos a los ríos y los lagos… Y luego tratan de purificarlos nuevamente para tener agua cristalina como la que ya tenían.
  • Siembran para alimentar a sus hermanos menores (los animales)… Los cuales necesitan muchísimos kilos de vegetales, para luego comerlos, pero si todos comieran los frutos de su planeta, tendrían alimentos de sobra para todos.
  • Incendian sus bosques, los talan utilizando su madera y no plantan sus semillas para reponerlos… O los destruyen, cuando, si ellos desaparecieran, no tendrían mas oxígeno para respirar.
  • Envían a sus hijos fuertes y sanos al campo de batalla… para luego inventar aparatos ortopédicos para que puedan movilizarse.
  • Ensucian el aire que necesitan para respirar.
  • Usan fertilizantes que han prohibido ellos mismos (luego de constatar su peligroso veneno)… para sus plantas comestibles.
  • Denominan fumigar, a contaminar el aire… y producir la muerte de las aves que transportan las semillas de un lado a otro, y además, son quienes se alimentan de aquellos insectos que perjudican su siembra.
  • Usan conservantes químicos en sus alimentos que perjudican la salud… Con todo esto se enferman y luego crean medicamentos para curarse.
  • Utilizan la energía atómica, con la que inventan sofisticados aparatos para matarse entre ellos… que a la vez, les deja deshechos nucleares, los que entierran en lugares que se convierten en zonas cancerígenas y productoras de deformaciones en sus cuerpos físicos, cuando están en estado fetal.
  • Interfieren el recorrido de los ríos poniendo centrales costosas para generar electricidad… cuando el Sol sale en todo el planeta y da su energía sin costo y sin consecuencias.
  • Pierden 6.000 especies vegetales por día!…
  • Las naciones del Norte prueban bombas nucleares en el Polo Sur de su planeta… como si no fuera parte del lugar que habitan todos, haciendo como que ignoran que los iones negativos que quedan en el aire, son atraídos por el Polo Norte que es el Positivo!.
  • Destruyen con éstas explosiones, la capa de ozono que cubre el planeta dándoles protección!…
  • Inventan bacterias que minan la vida… con la excusa de guerras, para atacarse unos a otros, cuando todos son una sola humanidad; y lo que le pasa a cada uno afecta a todos.
  • Arrojan semillas al mar en un lado… y en otro los niños se mueren de hambre, porque no tienen con qué alimentarlos.
  • Les venden drogas a sus jóvenes… para luego tratar de curarlos.
  • Los educan desde niños con películas y dibujos llenos de violencia… y luego los marginan por violentos.
  • Escuchan vibraciones fuertes que sobrepasan los decibeles de tolerancia de sus órganos auditivos… las denominan música, y luego inventan audífonos para los sordos.
  • Se alimentan con desechos de cadáveres de animales, llenos de bacterias y grasas… y luego inventan aparatos y dietas, para quitarse los residuos adiposos y las enfermedades que en consecuencia, se produce en sus cuerpos físicos.
  • Cazan a los animales con los que deben compartir el hábitat de evolución… minando las especies, por el sólo hecho de poner la cabeza del cadáver de adorno en los containers en que viven.
  • Usan la energía del dinero para subordinarse los unos a otros… creyéndose importantes los que la acumulan, como si se la llevaran al retirarse del planeta.
  • Acumulan cosas materiales que no usan… haciendo incómodo y sucio el lugar en el que viven.
  • Utilizan la sangre del planeta, a la que denominan petróleo, para movilizar sus vehículos… los que a su vez y como consecuencia, contaminan el aire que respiran… cuando ya tienen los conocimientos para hacer vehículos que funcionan con agua, los cuales generarían oxígeno que a su vez, lo purificarían.
  • Ensucian los océanos… agreden la vida en cualquier forma que ésta se manifieste!…
  • Guardan los cadáveres de los que abandonaron sus cuerpos, en lugares que llaman cementerios… contaminando el planeta con las bacterias y enfermedades que hayan tenido, en vez de purificarlos con el fuego. Y estos lugares que aparentan hermosos jardines, son en sí, centros de angustias y depresión, para las ciudades en donde se hallan; con lo cual pareciera que homenajean y honran más a la muerte que a la Vida!…
  • Suponen que las líneas divisorias entre naciones, que no dejan de ser un invento para tener más orden… los hace diferentes los unos a los otros, y se pelean por la posesión de diferentes lugares del planeta, como si realmente alguien podría poseer algo. A algunos los denominan “terratenientes” y a otros “los sin tierra”, no ven que todos pertenecen a la misma evolución de ése planeta.
  • Invaden territorios que pertenecen a los animales diezmando especies sin consideración… Utilizan las pieles de los cadáveres de éstos, igual que en la Edad de Piedra, y quienes las usan se creen importantes y sobresalientes.
  • Crían animales con cuidados y atención… y a veces hasta les demuestran cariño, para luego alimentarse con los restos mortales de ellos.
  • En nombre de la Paz, inventan armas cada vez más sofisticadas!…
  • En nombre de la salud… inventan medicamentos para curar las enfermedades que también inventan.
  • En nombre del Amor… crean las imágenes de horror más espeluznantes y justifican el desamor.
  • En nombre de la Libertad… construyen sus propias cárceles de dolor y sufrimiento.
  • No respetan a los niños, ni entre ellos… se matan unos a otros, se roban unos a otros, se menosprecian unos a otros, como si todos no fueran parte de la misma Vida.
  • Hablan de Amor, de Paz, de Libertad, de Dios… pero no entienden nada!…


-”¿Quieres que siga con el informe, que implica a la mayoría?”
– No, déjalo allí!… ahora entiendo, porqué la palabra “terrible” deriva de la palabra “terrícola”… Aunque… Me dices que así es la mayoría y… ¿Acaso hay otros diferentes?…
– ¡Sí!… Son pocos en relación con la cantidad de la humanidad mundial, pero va creciendo su número y están en todas partes del planeta; observa desde aquí:
¿Ves esos puntitos de luz que se unen entre ellos, formando una red luminosa?

– ¿Y cómo son?
Piensan en términos de una sola Humanidad, de un sólo Mundo… Sienten que no se pertenecen a sí mismos sino a la humanidad… Desarrollan y extienden sus facultades intelectuales, paralelamente a sus cualidades del Corazón… Tienen Amor y Compasión por la Vida como un todo… Tratan de cambiar, buscando la manera recta de vivir, de sentir, de pensar, de discriminar… Dedican parte de su tiempo, su dinero y su energía para consagrarlos al bienestar de la humanidad… Tratan de disipar el odio, los celos, los resentimientos, a través de sus propias vidas y de sus pensamientos.
Son Seres que comprendieron que el Cambio del Mundo estaba en su propio cambio… Que encontraron el camino de la meditación; escuchando el llamado de sus Maestros Interiores, y expanden su humildad a la Luz del Cosmos!…
Están agradecidos a la Vida como un todo… y pueden entender a las flores, a los árboles, a los pájaros, a los animales, a todos, en la belleza de su Amor. Son Faros de Luz para sus hogares, sus ciudades, sus naciones, sus continentes… y crean puentes entre los hombres, entre las naciones, pensando en el bien de la humanidad toda como lo que es: Una Unidad… un conjunto de vidas dentro de una Gran Vida.
Son los que traerán la Nueva Era en la que no importa la edad del cuerpo, sino la actitud mental y la comprensión.
Hacen gala de una gran Buena Voluntad y un gran Amor por todos.
Son las antorchas que conducen a la humanidad de la oscuridad a la Luz… y expanden su horizonte hacia el Cosmos.

– Bueno, entonces serán los que se conviertan en fuentes de Belleza, Amor y Alegría y podrán conectarse con el Centro del Corazón, transformando al planeta en una Estrella de Luz!!!…

Fuente: http://stopsecrets.ning.com/

ahora entiendo por que E.T. queria irse a su caaasa si o si!!!

Anuncios

VENCIENDO EL DOLOR CON ALIMENTOS NATURALES

Existe un rápido crecimiento de las prescripciones de medicamentos en base a productos narcóticos. En Inglaterra por ejemplo, el número de prescripciones de estos productos ha aumentado desde el año 1999 al 2008, de 6,2 millones a 14,8 millones y sigue creciendo.

Si bien es cierto que los analgésicos pueden proporcionar un alivio instantáneo, también es verdad que no pueden resolver la causa de subyacente de los síntomas y en el largo plazo, es necesario considerar otras opciones, ya que cada medicamento tiene efectos secundarios. Según la Red Federal de Abuso de Drogas de USA, los medicamentos anti-inflamatorios, incluyendo la Aspirina y Aleve, estaban implicados con la muerte de 16.000 personas en los EE.UU. en el 2000, debido a úlceras sangrantes y otras complicaciones relacionadas.
No se puede tratar el dolor crónico con un medicamento, sino que hay que abordar el problema mediante el uso de alimentos naturales y familiarizarse con los remedios naturales. Algunos de estos remedios para aliviar el dolor son los siguientes:
Aceites esenciales procedentes de: Pino, lavanda, menta, canela, rosa, clavo de olor, incienso, romero, jengibre, enebro, laurel y abedul son tradicionalmente utilizados como mitigadores de dolor e inflamaciones y está bien documentado que contienen agentes analgésicos.
En primer lugar, poner 10-12 gotas de cualquiera de estos aceites esenciales en 30 ml de un aceite portador, como el aceite de oliva o de coco. Luego agitar bien y frotar sobre las articulaciones hinchadas y dolorosas para aliviar el dolor y la inflamación.
Cúrcuma
La cúrcuma es una especia amarillenta utilizada para la curación en india con propiedades analgésicas. Supuestamente reduce los niveles de histamina y las inflamaciones. De acuerdo con el Dr. Scott Haig la cúrcuma bloquea la producción de una proteína específica que hace que los vasos sanguíneos se inflamen, lo que reduce significativamente la inflamación y ayuda a aliviar el dolor.
Cerezas

Dr. Nair Muraleedharan de la Universidad Estatal de Michigan, encontró que el extracto de cereza agria es diez veces más eficaz que la aspirina para aliviar la inflamación. Para obtener resultados efectivos, se deben tomar todos los días dos cucharadas de zumo agrio concentrado.
El jengibre

Según “NutraIngredients”, la raíz del jengibre es una rica fuente de antioxidantes con efectos que reducen el dolor que son biológicamente plausibles tanto in vitro como in vivo en animales que muestran un efecto de gingeroles, shogaoles y zingerones en compuestos inflamatorios.
Un estudio realizado por investigadores de la India demostró que cuando a personas que sufrían de dolores musculares se les administraba jengibre, todos ellos experimentaron una mejoría.
Moras, frambuesas, arándanos y fresas
En investigaciones posteriores el Dr. Nair encontró que se reducía el dolor y la inflamación con el consumo de compuestos contenidos en bayas, como las moras, las frambuesas, los arándanos y las fresas. Otras investigaciones han demostrado que los arándanos son también excelentes para aliviar el dolor.
Otros científicos descubrieron que los arándanos aumentan las cantidades de unos compuestos llamados proteínas de choque térmico. Las proteínas de choque térmico disminuyen a medida que las personas envejecen, provocando inflamación, dolor y daños en el tejido. Mediante el aumento de las proteínas de choque térmico se reduce la inflamación, el dolor e incluso los daños en los tejidos.
El Apio y sus semillas
El Ph.D James Duke, autor del libro “The Green Pharmacy”, encontró más de 20 compuestos anti-inflamatorios en el apio y sus semillas, incluyendo una sustancia llamada apigenina, que tiene una potente acción antiinflamatoria.
La piña
La enzima bromelina que se encuentra en la piña, es un antiinflamatorio natural. Se puede tomar en forma de suplemento, pero comer piña fresca también puede ser útil.
Aceitunas
De acuerdo con “Arthritis Today” las aceitunas y el aceite de oliva reducen la inflamación. Un compuesto en las aceitunas llamado oleocantal impide que el cuerpo produzca enzimas inflamatorias. De la misma manera actúan los fármacos anti-inflamatorios. Como resultado, el dolor y la sensibilidad pueden disminuir.
Semillas de lino by aceite de lino (linaza)

Las semillas de lino recién molidas y el aceite de lino prensado en frío contienen cantidades abundantes de ácidos grasos Omega-3, muy notables por sus beneficios para la salud y en particular en su uso como analgésico, que reducen el dolor en las articulaciones de la artritis. Sin embargo, no cocines con aceite de lino de lo contrario se obtendrá el efecto opuesto, dado que irrita los tejidos del cuerpo y causa dolor.
Las nueces crudas y el aceite de nuez
Las nueces crudas y el aceite de nuez también contienen los poderosos ácidos grasos omega-3 que combaten el dolor y la inflamación del cuerpo.
Otro antiinflamatorio en base a hierbas que alivia el dolor y la inflamación incluye: scutellaria,  valeriana, amapola, corteza de sauce, hierba de San Juan, angélica, agripalma, cohosh negro, ñame salvaje, lavanda, pimienta de cayena y kava kava.

 

FUENTE:Naturalia-

BAILANDO CON EL UNIVERSO – por Deepak Chopra

NUESTRO CUERPO, NUESTRA MENTE, NUESTRAS EMOCIONES, NUESTRA FISIOLOGÍA entera está cambiando a cada momento en función de la hora del día, de los ciclos de la luna, las estaciones e incluso las mareas. Nuestro cuerpo es parte del universo y, en última instancia, todo lo que sucede en el universo afecta a su fisiología. Los ritmos biológicos son una expresión de los ritmos de la Tierra en relación con todo el cosmos, y sólo cuatro de ellos (los ritmos diarios, mareales, mensuales y lunares) son la base de todos los demás ritmos de nuestro cuerpo.

La Tierra gira sobre su eje, por lo que experimentamos un ciclo de 24 horas de día y noche al que llamamos ritmo circadiano. Dicho ritmo se basa en el giro de la Tierra y, al formar parte de ella, también todo nuestro cuerpo gira siguiendo el ritmo de la Tierra. Cuando este ritmo biológico se ve interrumpido, por ejemplo, por algún viaje de larga distancia, sentimos jet-lag. También cuando nos quedamos trabajando toda una noche, aunque descansemos durante el día no nos sentimos del todo bien, ya que nuestros ritmos biológicos están desacompasados con los ritmos cósmicos.

Los datos científicos muestran que si sometemos a un animal a cierta dosis de radiación una vez al día, éste puede experimentar algún efecto beneficioso. Pero si le damos la misma dosis de radiación doce horas más tarde, el animal puede morir. ¿Por qué? Porque su fisiología ha cambiado por completo en ese periodo de doce horas. Incluso nuestra pequeña experiencia subjetiva nos dice que a ciertas horas del día tenemos hambre, mientras que a otras tenemos sueño. Sabemos que tendemos a sentirnos de una cierta manera a las cuatro de la tarde y de otra a las cuatro de la mañana.

Los ritmos de las mareas también afectan a nuestra fisiología. Estos ritmos son el resultado del efecto gravitatorio del sol, la luna y las estrellas de galaxias distantes sobre los océanos del planeta Tierra. En nuestro interior nosotros también tenemos un océano similar a los de nuestro planeta. Más del 60 por ciento de nuestro cuerpo es agua, y más del 60 por ciento de nuestro planeta es agua. Por lo tanto, experimentamos en nuestra propia fisiología las pleamares y las bajamares y los flujos y reflujos de las mareas. Cuando nos sentimos incómodos es porque nuestro cuerpo está fuera de sincronía con el cuerpo del universo. Pasar tiempo cerca del mar o en cualquier sitio natural puede ayudarnos a sincronizar nuestros ritmos con los de la naturaleza.

El ritmo lunar es un ciclo de veintiocho días que se produce como resultado del movimiento relativo de la Tierra, el sol y la luna. Dicho ritmo es evidente considerando el crecimiento y decrecimiento de la luna. Vemos la luna llena, media luna, dejamos de verla, y el ciclo vuelve a empezar otra vez. La fertilidad humana y la menstruación son buenos ejemplos de ritmos lunares, pero hay otros muchos ciclos de veintiocho días. Cuando trabajaba como medico en una sala de urgencias, era de esperar que atendiésemos a más pacientes con determinados tipos de problemas dependiendo de la hora del día y de los ciclos de la luna.

Debido al movimiento de la Tierra alrededor del sol, experimentamos los ritmos estacionales en forma de diferentes cambios bioquímicos en nuestro cuerpo y mente. Por eso somos más propensos a enamorarnos en primavera o a deprimirnos en invierno. Las personas que padecen un síndrome conocido como desorden afectivo estacional se deprimen en invierno pero mejoran al ser expuestos a la luz solar. Los cambios estacionales no sólo afectan a la bioquímica del cuerpo humano: afectan a la de los árboles, las flores, las mariposas, las bacterias y todo lo que está presente en la naturaleza.

La Tierra se inclina sobre su eje en primavera y brotan las flores, las marmotas salen de sus madrigueras, migran las aves, los peces regresan a sus territorios de desove y comienzan los rituales de cortejo. Las personas se sienten inclinadas a escribir poesía, los amantes cantan sus canciones y corazones jóvenes y viejos se enamoran. Los ritmos estacionales nos afectan biológica, mental y emocionalmente; todos ellos tienen que ver con la relación entre la Tierra y el sol.

Hay otros ritmos y ciclos que oscilan cada pocos segundos, como las ondas cerebrales y electrocardiográficas, mientras que otros como los ritmos ultradianos duran desde treinta minutos a veinticuatro horas. Hay ciclos dentro de otros ciclos, alcanzándose un elevado nivel de complejidad que en su conjunto funciona al unísono como una sinfonía. Todos esos ritmos crean la sinfonía del universo; cuerpo y mente siempre están intentando sincronizar sus ritmos con los ritmos universales.

Separar el cuerpo y la mente del resto del cosmos es no ver las cosas como son. El sistema cuerpo-mente forma parte de una inteligencia superior, es parte del cosmos, y los ritmos cósmicos generan cambios profundos en nuestra fisiología. El universo es una verdadera sinfonía de las estrellas. Y cuando nuestro cuerpo y nuestra mente están sincronizados con dicha sinfonía, todo se da espontáneamente y sin esfuerzo, y la exuberancia del universo fluye a través de nosotros en glorioso éxtasis. Cuando los ritmos de nuestro cuerpo y mente están sincronizados con los ritmos de la naturaleza, cuando vivimos en armonía con la vida, vivimos en estado de gracia. Vivir en gracia es experimentar ese estado de conciencia en el que las cosas fluyen sin esfuerzo y nuestros deseos son satisfechos con facilidad. La gracia es mágica y sincrónica, está llena de coincidencias y es maravillosa. Es ese factor de la buena suerte. Pero para vivir en la gracia es necesario que permitamos que la inteligencia de la naturaleza fluya a través de nosotros sin interferir con él.

Teóricamente, si estuviésemos totalmente alineados con el cosmos, si estuviésemos en completa armonía con sus ritmos y si tuviésemos cero estrés, habría muy poca entropía en nuestro cuerpo. Nuestro cuerpo no envejecería si estuviésemos completamente sincronizados con los ciclos del universo. Si su entropía no se incrementase, estaría dentro de la escala del universo, que se mide en ciclos cósmicos o eones de tiempo. Pero nuestro sistema cuerpo-mente no está perfectamente alineado con los ritmos del universo; ¿por qué es así? Por el estrés. Ya lo ves, en cuanto tenemos un pensamiento, cualquier pensamiento, éste interfiere con la tendencia innata de los ritmos biológicos a sincronizarse con los universales.

¿Cómo interferimos con la inteligencia de la naturaleza? En términos espirituales, podemos decir que interferimos cuando nos identificamos con la imagen que tenemos de nosotros mismos y perdemos de vista a nuestro ser interior; cuando perdemos nuestra sensación de conexión con nuestra alma, nuestra fuente. En términos más comunes, podemos decir que interferimos cuando empezamos a preocuparnos, cuando empezamos a anticipar problemas, cuando empezamos a pensar en lo que podría salir mal. Cuando intentamos controlarlo todo, cuando nos asustamos, cuando nos sentimos aislados; todas esas cosas interfieren con el flujo de la inteligencia de la naturaleza. Cada vez que sentimos resistencia, frustración, que las cosas van mal, que exigen demasiado esfuerzo, es porque estamos desconectados de nuestra fuente, el campo de la pura conciencia, que se manifiesta en la infinita diversidad del universo. El estado de miedo es el estado de separación; es resistencia hacia lo que es. Cuando no oponemos resistencia todo es espontáneo y sencillo, no exige esfuerzo.

Nuestro cuerpo nos está hablando constantemente mediante señales de comodidad e incomodidad, placer y dolor, atracción y repulsión. Cuando prestamos atención a las sutiles indicaciones de nuestras sensaciones corporales, accedemos a la inteligencia intuitiva. Dicha inteligencia es contextual, relacional, enriquecedora, holística y sabia. La inteligencia intuitiva es más detallada y precisa que cualquier otra cosa existente en el reino del pensamiento racional. La intuición no es pensamiento; es ese campo cósmico de información no localizado que nos susurra en el silencio que hay entre nuestros pensamientos. Por lo tanto, cuando hacemos caso de la inteligencia interior de nuestro cuerpo, que es el genio supremo y definitivo, nos estamos introduciendo en el universo y accediendo a una información a la que no suele tener acceso la mayor parte de la gente.

Cuando hagamos caso de la sabiduría de nuestro cuerpo, cuando seamos conscientes de las sensaciones de nuestro cuerpo, conoceremos el cosmos entero, ya que experimentamos todo el cosmos en nuestro cuerpo en forma de sensaciones. Cuando no estamos en armonía con los ritmos universales, la señal que nos llega es de incomodidad, ya sea física, mental o emocional. Cuando fluimos en armonía con el universo, la señal que nos llega es una sensación de comodidad, de alegría, de que todo es fácil. En realidad, esas sensaciones son la voz del espíritu, que nos habla al nivel de sentimiento más sintonizado de nuestro cuerpo. Cuando ofrezcamos a nuestro cuerpo una profunda atención, escucharemos la voz del espíritu, porque nuestro cuerpo es una bioordenador constantemente conectado con la mente cósmica. Nuestro cuerpo tiene una habilidad informática que lo capacita para reparar instantáneamente en la infinidad de detalles que crean cada acontecimiento de nuestra vida.

Sabiendo todo esto, ¿por qué no tratas a tu cuerpo con respeto y lo cuidas? Cuida de él con amorosa atención. Aliméntalo con comida saludable y agua fresca. Aliméntalo con la frescura de la tierra y con los colores del arcoiris que la tierra ofrece en forma de frutas y vegetales. Bebe intensamente las aguas de la Tierra para que ellas puedan abrir las líneas de comunicación e inteligencia que corren a través de tus tejidos y de tu torrente sanguíneo. Respira profundamente para que tus pulmones se expandan por completo con el aire.

Libérate de toda atadura o constricción consciente para que tu cuerpo pueda relajarse en los ritmos del universo. Mueve tu cuerpo, ejercítalo y mantenlo en movimiento. Comprométete a mantenerlo libre de toxinas, tanto físicas como emocionales. No lo contamines con bebidas o alimentos muertos, químicos tóxicos, relaciones o emociones tóxicas en forma de ira, miedo o culpa. Asegúrate de alimentar tus relaciones saludables y no albergues rencores ni resentimientos. La salud de cada célula contribuye directamente a tu estado de bienestar, ya que cada célula es un punto de conciencia en el campo de conciencia que tú eres.

Cuerpo y mente son la danza del universo y, cuanto más bailen con el universo, más alegría, vitalidad, energía, creatividad, sincronicidad y armonía experimentarás. Puedes permanecer sintonizado a tu cuerpo siendo consciente de cómo bailas con el universo. Si prestas atención a los ritmos y ciclos de tu cuerpo y mente y te familiarizas un poco con los ritmos cósmicos, verás cómo puedes sincronizar los ritmos de tu cuerpo con los del universo. No tienes que ser ningún experto, simplemente presta un poco de atención a esto. Observa cómo te sientes en diferentes momentos del día y del mes dependiendo del ciclo lunar. Mira al cielo y fíjate en los ciclos de la luna. Si lees el diario, mira los horarios de la pleamar y la bajamar. Siente tu cuerpo y observa cómo se relaciona con cada estación. Entiende que estos ritmos pueden ayudarte de verdad; la siguiente información es lo único que debes recordar.

Entre las seis y las diez de la mañana y las seis y las diez de la noche es cuando tu cuerpo está hipometabólico, en su fase de metabolismo más baja. Intenta pasar un rato en silencio en torno a las seis de la mañana y de la tarde. Lo Ideal sería meditar al inicio de esta fase y hacer ejercicio en la mitad de ella, especialmente si lo haces para perder peso.

Entre las diez de la mañana y las dos de la tarde es cuando el fuego metabólico se encuentra al máximo. Es el momento de hacer la comida principal porque tu cuerpo metabolizará mucho mejor la comida. Entre las dos y las seis de la tarde es un buen momento para estar activos, aprender nuevas actividades mentales o emprender actividades físicas. Entre las dos y las seis de la mañana es buen momento para soñar.
Alrededor de las seis de la tarde, preferiblemente antes de la puesta del sol, es un buen momento para cenar. Es mejor cenar algo ligero y dejar al menos dos o tres horas de intervalo entre la cena y el sueño. Por lo tanto, intenta acostarte hacia las diez o diez y media de la noche y tendrás un descanso ideal con grandiosos sueños.

Estas son recomendaciones muy básicas pero, una vez que empezamos a sintonizar nuestros ritmos con los ritmos cósmicos, el cuerpo se siente bastante diferente. Se siente vital; no se cansa. Subjetivamente nos sentimos más enérgicos. Empezamos a experimentar ese estado de conciencia en el que todas las cosas de nuestra vida fluyen con facilidad. Una salud vibrante no es solo la ausencia de enfermedad; es esa alegría que debería estar en nuestro interior todo el tiempo. Es un estado de bienestar positivo no solo físico sino emocional, psicológico y, en última instancia, incluso espiritual. La tecnología no va a hacernos más sanos. Lo que va a hacernos más sanos es que estemos alineados con las fuerzas del universo, que sintamos que nuestro cuerpo es parte del cuerpo de la naturaleza, comulgar con ella y con nuestra alma pasando tiempo en soledad y silencio.

El poeta hindú Rabindranath Tagore resume el milagro de la vida de una manera más hermosa de lo que la ciencia puede hacerlo. Dice: “La misma marea de la vida que corre por mis venas día y noche corre por el mundo y baila con métrica cadenciosa. Es la misma vida que se dispara con alegría por el polvo de la tierra en innumerables briznas de hierba, rompiendo en olas tumultuosas de hojas y flores. Es la misma vida a la que mece el mar, cuna de nacimiento y muerte, en su flujo y reflujo. Siento que la caricia de este mundo de vida hace gloriosos a mis miembros. Y mi orgullo viene del latido de eras que baila en este momento en mi sangre”.

Los mares y ríos de esta biosfera son la sangre de la vida que circula por nuestro corazón y nuestro cuerpo. El aire es el aliento sagrado de vida que da energía a cada célula de nuestro cuerpo, a fin de que sea posible vivir, respirar y participar en la danza del cosmos. Tener la experiencia de “el latido vital de eras que baila en este momento en nuestra sangre” es vivir la alegría, la conexión con el cosmos. Esta es la experiencia sanadora; es la experiencia de estar completo. Y estar completo es vivir en la gracia.

 

Deepak Chopra