Archivos

FELIZ 2014

2014 AÑO 7:
En el 2014, según la numerología, estaremos transitando un año universal regido por el número 7. El 7 es un número mágico, místico, mediante el cual se organiza la creación: tenemos 7 notas musicales, 7 chakras principales, 7 días de la semana, 7 colores del arco iris…
El 7 es un número que nos permite crecer, evolucionar en el aspecto espiritual y mental. Es un número introvertido, que nos lleva a conectarnos con nuestro interior, estar más reflexivos, místicos y estudiosos, por eso será un año de crecimiento donde podremos perfeccionarnos en el área en la cual nos desempeñamos.
Mundialmente, cobrarán protagonismo asuntos referidos a la espiritualidad, la religión, la psicología, la ciencia, investigación y la educación. Será un año en donde nos replantearemos nuestras creencias y estaremos más pensantes y reflexivos; ideal para estudiar, especializarse en algo o animarse a enseñar y compartir lo aprendido.
Comienza un año para unir ciencia y espiritualidad, cultivar la sabiduría, eso que no se logra sólo acumulando conocimiento y estudio sino también desarrollando nuestra conexión con nuestra parte espiritual… Que es la más sabia.
A lo largo de este 2014 se pueden dar más descubrimientos científicos que confirmen teorías espirituales. También se cuestionarán la educación y la religión, pudiéndose gestar cambios estructurales importantes.
El “14”, la terminación del año, nos pide que logremos un equilibrio emocional cultivando la templanza. El 7 es un número intuitivo y mental y nos ayuda a no dejarnos dominar por las emociones y la impulsividad. Nos da la capacidad de contemplar y de observar nuestras emociones antes de reaccionar negativamente.
El 14 es un 5, el número que representa el maestro interior de cada uno y que generará los cambios necesarios para nuestra evolución.
Esta combinación de 7 y 5 hará que muchos se animen a enseñar, no sólo lo que estudiaron sino lo que experimentaron y vivenciaron. Todos tenemos algo que transmitir más allá de los títulos y los diplomas.

Lo negativo del año 7:
Durante este año hay que evitar aislarse, perderse en el delirio místico ni en el excesivo trabajo mental o intelectual. La idea es poner la mente al servicio del espíritu y no que el parloteo mental o el exceso de información nos impida manejarnos intuitivamente.
Las relaciones personales se darán más por afinidad mental o conexión espiritual que por afinidad física o emocional. Cada uno deberá respetar el espacio personal del otro y los momentos de soledad. Debemos aprender a ver a Dios en los ojos del otro, al alma detrás de la personalidad de cada uno.
El 7, al ser un número sumamente perceptivo e intuitivo, también absorbe energías negativas del entorno. Por eso, este año debemos procurar evitar las muchedumbres, el encierro, debemos buscar contacto con la naturaleza y el agua para descargarnos de esas energías.
En el aspecto material, deberemos pensar y reflexionar bien antes de cualquier decisión y leer muy bien la “letra chica”. Si nos manejamos con cautela será productivo.
En el plano de la salud, debemos tratar practicar meditación o cualquier técnica de relajación para evitar el estres.

William Shakespeare decia. Siempre me siento feliz ¿sabes por qué?

William Shakespeare decía:
Siempre me siento feliz, ¿sabes por qué? Porque no espero nada de nadie; esperar siempre duele. 
Los problemas no son eternos, siempre tienen solución, lo único que no se resuelve es la muerte. 
No permitas que nadie te insulte, te humille o te baje la autoestima. 
Los gritos son el arma de los cobardes, de los que no tienen la razón. 
Siempre encontraremos gente que te quiere culpar de sus fracasos y cada quien tiene lo que se merece. 
Hay que ser fuertes y levantarse de los tropiezos que nos pone la vida para avisarnos que después de un túnel oscuro y lleno de soledad vienen cosas muy buenas “NO HAY MAL QUE POR BIEN NO VENGA”.
Por eso disfruta la vida porque es muy corta, por eso ámala, sé feliz y siempre sonríe, sólo vive intensamente para ti y por ti. recuerda:
Antes de discutir, Respira. 
Antes de hablar, Escucha. 
Antes de criticar, Examínate 
Antes de escribir, Piensa 
Antes de herir, Siente 
Antes de rendirte, Intenta 
Antes de morir… VIVE..!! 
La mejor relación no es aquella que une a personas perfectas, sino aquella en que cada individuo aprende a vivir con los defectos de los demás y admirar sus cualidades. 
Que quien NO VALORA lo que tiene, algún día se lamentará por haberlo perdido y que quien hace mal algún día recibirá su merecido. Si quieres ser feliz haz feliz a alguien, si quieres recibir, da un poco de ti, rodéate de buenas personas y sé una de ellas. Recuerda, a veces de quien menos esperas es quien te hará vivir buenas experiencias! Nunca arruines tu presente por un pasado que no tiene futuro. Una persona fuerte sabe cómo mantener en orden su vida. Aún con lágrimas en los ojos, se las arregla para decir con una sonrisa, “estoy bien”.

FUKUOKA Y LA SENDA NATURAL DEL CULTIVO

Hace unos tres años, conocí a Gabriel en París un Argentino que estaba viajando por Europa, en seguida congeniamos ya que teníamos una forma parecida de ver la vida, ambos estábamos en busca de un mundo mejor, el me hablo de la Permacultura, yo debo reconocer hasta es momento nunca había escuchado al respecto y me pareció mas que interesante, el se dirigía a Grecia para ir a pasar una semana de trabajo en una granja permacultural, yo lamentablemente me tuve que regresar a Barcelona, a mi trabajo de esclavo del sistema, en fin, Martín me hablo de un libro que se llama “La revolución de una brizna de paja” y así conocí al maestro Masanobou Fukuoka.

Hoy se algo sobre Permacultura, he leído y visto sus resultados, ya les he hablado anteriormente de la Agricultura Sinérgica, que es hija de los métodos de Fukuoka, y de la Permacultura planteada por Bill Mollison, hoy toca el turno al Maestro al que indico el camino a seguir podríamos decir.

El método Fukuoka es una revolucionaria forma de entender la agricultura volviendo a los orígenes. También llamado Agricultura Natural, los métodos del ex-microbiólogo Masanobu Fukuoka se basan en la no intervención (Wu Wei). Este sabio agricultor propone que nos hemos separado de la naturaleza y que escasean las cosas naturales. Cualquiera puede practicar ese tipo de agricultura siguiendo unos sencillos y lógicos principios, en cuanto que el objetivo es cultivar la tierra de forma natural.

Principios básicos de la Agricultura Natural
■No arar. En su estado natural la tierra no se ara a sí misma y los bosques siguen siendo cada año más fértiles si se les deja evolucionar. Al remover la tierra estamos modificando parte de la estructura y composición del suelo y destruyendo microscópicas comunidades de nemátodos, bacterias y hongos que hacen que una tierra sea rica y variada

.
■No usar abonos ni fertilizantes. De igual forma, los bosques no se abonan a base de compuestos concentrados. El simple aporte de materia vegetal que se descompone por acción de los citados habitantes de los suelos es suficiente para recuperar los nutrientes que en su día captaron las plantas a distintas profundidades del suelo. Todo esto y muchas más partículas procedentes de la fauna animal y lo que trae el viento hacen que la capa vegetal concentre una fertilidad inmensa.
■No eliminar malas hierbas ni usar herbicidas. Las malas hierbas no existen si las conocemos y aprendemos a controlarlas con métodos naturales. Fukuoka propone estudiarlas para sacar partido de ellas y que interacciones con otras especies vegetales y la fauna del suelo para enriquecer el agrosistema. Una invasión de trébol deja de serlo cuando pensamos que evita el crecimiento de otras plantas de mayor porte y enriquece el suelo fijando nutrientes como el nitrógeno gracias a la simbiosis con determinadas bacterias del suelo.
■No usar pesticidas. Las plagas en los monocultivos sólo se saben controlar a base de venenos. El método Fukuoka evita este tipo de cultivo intensivo, que agota el suelo, y prefiere sistemas con varias especies, donde es posible equilibrar de forma natural las poblaciones de insectos con el fin de que no resulten perjudiciales.
■No podar. El propósito es permitir a las plantas alcanzar el porte para el que la naturaleza las diseño. Puede podarse una rama enferma o una que moleste en exceso a otra planta que nos interese, pero no resulta interesante modificar la forma original de un árbol a base de podas drásticas.

Permacultura

Esta forma natural de cultivar ha sido englobada en las técnicas de la llamada Permacultura y en definitiva se basa en observar e imitar a la naturaleza, que es bastante más sabia que nosotros, en vez de intentar controlar todos y cada uno de los factores de un ecosistema a base de productos químicos, tratamientos mecánicos o alteraciones genéticas.

Aunque muchos pueden pensar que se trata de la locura de un japonés idealista, hay que saber que el método Fukuoka ha sido usado con éxito en muchos países y que él mismo ha conseguido plantaciones de arroz con granos el doble de grandes que los grandes monocultivos de arroz de su país. Eso sí, sus plantaciones de arroz pueden estar mezcladas con manzanos, plantas de centeno y tapices de trébol blanco. Esto es lo mejor de todo, que su sistema funciona. Incluso se ha utlizado con éxito para reverdecer áreas desprovistas de vegetación.

La técnica del no hacer

El Wu Wei (no hacer nada) no se trata de sentarse y esperar a que la tierra se convierta en el jardín del edén. Muchas veces requiere años de observación y estudio de la tierra, hasta dar con las especies adecuadas y conseguir un estado de fertilidad óptimo para lograr una buena producción.

Lo que es seguro es que los frutos obtenidos son de un sabor insuperable por cualquier explotación agrícola moderna, donde se llegan a recoger las manzanas muchos meses antes de su maduración para poderlas guardar largos tiempos y transportarlas por barco a sus destinos finales. Cuando lleguen lo harán sin el sabor que tienen las manzanas recien cogidas en su punto exacto de maduración, además de con unos precios inflados a causa de los intermediarios.

Bolas de arcilla o Nendo dango

Su sistema de plantación también resulta sorprendente por su sencillez. Para evitar que los pájaros se coman gran parte de las semillas, las envuelve en bolitas de arcilla de 2-3 cm y las esparce por el campo. Con las lluvias, las bolas que protegen a la semilla se deshacen y permiten a la semilla crecer.

Los restos vegetales sobrantes de la cosecha del año anterior sirven para cubrir la tierra, proporcionarle protección contra la erosión, conservar la humedad y servir de compost al suelo. Así ocurre en la naturaleza y este sistema tan eficaz tiene una eficacia más que probada por cientos de miles de años.

Agricultura ecológica llevada al extremo

El método Fukuoka o la Agricultura Natural se podría considerar como una forma de Agricultura ecológica llevaba al extremo. Además también es Permacultura porque busca en igual grado el cuidado de la tierra y de las personas para obtener un rendimiento justo. Este acercamiento a la naturaleza hay que tomarlo muy en serio porque además de su eficacia es una forma de producir alimentos sin exprimir el ecosistema.

Lamentablemente el maestro ya no se encuentra entre nosotros pero nos dejo su sabiduría en sus dos libros fundamentales

 “La revolución de una brizna de paja”  y “La senda del cultivo natural”  

Artículo escrito por Raúl Mannise para Ecocosas.com

 

Consejos de BUENA SUERTE para el AÑO NUEVO

Nada celebra el viejo adagio “fuera lo viejo, adentro lo nuevo” como una celebración de Año Nuevo. Al final de cada año, la gente hace un balance de los retos y los logros del año que pasó y mira hacia un nuevo comienzo. Muchos creen que los rituales de Año Nuevo dan cierta ayuda en el inicio del nuevo año con buena suerte. Las diferentes culturas tienen tradiciones distintas para traer buena suerte, así que mezcla tu rutina con un enfoque multicultural para una fortuna adicional. Considera la posibilidad de seguir los consejos de Año Nuevo para un comienzo prometedor, especialmente para el año venidero.

Sellado con un beso
En los Estados Unidos, un ritual común de buena suerte para empezar el Año Nuevo con el pie derecho es besar al filo de la medianoche. El beso de medianoche simboliza iniciar el Año Nuevo con la positividad y el amor. El beso es también un acto de purificación y da bendiciones para el receptor. Para asegurar un año nuevo con mucha suerte, busca un socio para besarlo mucho antes de la medianoche, o simplemente besa a una amiga al estilo de los europeos, un beso en cada mejilla.

Las legumbres de la suerte
En América del Sur, consumir legumbres en el día de Año Nuevo se piensa que trae buena fortuna. Las legumbres en general representan el dinero y la prosperidad para el Año Nuevo. Los guisantes negros, en particular, traen suerte, y a menudo se sirven en un plato llamado “Hoppin’ John.” Según la leyenda, durante la Guerra Civil en Vicksburg, Mississippi, no tenían una cantidad suficiente de alimentos, mientras estuvieron bajo el ataque de las fuerzas del norte. Desesperados, los habitantes de la ciudad consumieron guisantes negros que los mantuvieron vivos durante el ataque. Actualmente, los creyentes simplemente comen “Hoppin’ John”, mientras que otros cuentan con esmero 365 guisantes para la suerte todos los días del año.

Limpieza de la casa
En muchas culturas, comenzar un año nuevo significa, literalmente, limpiar la casa. En China, el Año Nuevo se celebra según el calendario lunar y es la celebración más grande del año. Para asegurar la buena fortuna para el próximo año, los chinos limpian la casa para expulsar la mala suerte que tuvieron el año anterior. En la víspera de Año Nuevo, ellos rellenan de papel rojo los agujeros o las grietas para evitar que la mala suerte del año viejo vuelva a aparecer. En el interior, los caracteres con mensajes como “longevidad” y “felicidad” se cuelgan para un Año Nuevo con suerte.

Doce uvas

Para muchos españoles y portugueses, comer doce uvas es una tradición del Año Nuevo que trae una gran cantidad de suerte durante el año. En 1909, la zona española de Alicante produjo un excedente de uvas y se inauguró la tradición de consumir la fruta para representar a los golpes de reloj a la medianoche del Año Nuevo. Los latinoamericanos también consumen 12 uvas, aunque algunas culturas creen que comer 12 uvas refleja los 12 meses en lugar de las campanadas del reloj. Algunas personas, incluso, comen una decimotercera uva de suerte adicional durante el año.

“Todo lo que callamos se convierte en un síntoma”. Sallomon Sellam

 

Sallomon Sellam doctor en Medicina, diplomado en Psicosomática

Tengo 57 años. Nací en la Argelia francesa y vivo en Montpellier. Separado, tengo cuatro hijos. La crisis provoca que mucha gente sufra, son momentos emocionales dificiles que crean enfermedades. Provengo de una familia de grandes rabinos judíos, pero no creo en los dogmas

UNA PREGUNTA

Desde que se licenció en Medicina ha perseguido usa respuesta: ¿cuál es la verdadera naturaleza de nuestros síntomas, ya sean orgánicos, psicológicos o psiquiátricos?».”Llevo tratando a pacientes 30 años y lo que he aprendido del ser humano se resume en una frase: Nuestro inconsciente nos dirige en todo lo que hacemos, en nuestras acciones positivas y negativas’. Sellam, con 28 libros sobre su experiencia clínica en el análisis psicosomático publicados en Francia, 13 en España y 6 en Italia, creó en Francia el instituto para la Psicosomática Clínica para formar a profesionales. Ahora está creando en Barcelona la Fundación para la Psicosomática Clínica y Humanista.

…Llevo 22 años dedicado a la práctica y el estudio de la in fluencia de la mente sobre el cuerpo, sobre cómo programamos las enfermedades.

¿Cómo?

Hay una historia conflictual que se puede ver en el análisis de la vida de la persona: gestación, infancia y contexto social, espiritual y emocional en el que se construyó la personalidad del individuo.

¿Los conflictos empiezan en el vientre materno?

Y antes. Desde los años ochenta se ha puesto de manifiesto la importancia de la historia transgeneracional, es decir, en la novela familiar pueden haber ingredientes que expliquen una enfermedad de hoy.

¿Y si no sabemos nada de nuestros antepasados?

Inconscientemente lo sabemos, y ahí está todo mi trabajo. A partir de la investigación clínica describo, por ejemplo, en mi estudio El síndrome del yaciente, un sutil hijo de reemplazo, las consecuencias transgeneracionales de los dramas familiares como el fallecimiento de un hijo de muy corta edad.

Cuénteme.

Es algo universal que pertenece al inconsciente colectivo: se trata de la reparación automática y transgeneracional de dramas familiares que califico de injustificadas e injustificables. Las consecuencias pueden ser médicas, psicológicas o psiquiátricas. Permítame un ejemplo paradigmático.

….

Salvador Dalí es un caso tipo de hijo de sustitución. Su hermano mayor, también llamado Salvador, murió a los dos años y medio. A la semana del entierro, Salvador segundo se gestó y nació nueve meses más tarde.

Es que ponerle el mismo nombre…

Es más común de lo que piensa. David, un adolescente, padecía esquizofrenia. Investigando descubrimos que había habido dos muertes injustificadas en su familia. En su inconsciente estaba grabado: `No tengo el derecho a vivir mi vida”. No lo curamos, pero conseguimos que normalizara su vida.

Afirma que las alergias no existen.

El alergénico es el testigo de un choque psíquico. Cada vez que el señor Fresa tomaba una fresa revivía inconscientemente el día inesperado que su mujer le dijo que lo abandonaba frente a un plantío de fresas. El cerebro asoció la fresa al choque psíquico.

¿Todos los alérgicos al polen han tenido un trauma psicológico?

Para mí hay un componente psíquico hasta que no se demuestre lo contrario. A mi consulta llegan todos los casos que la medicina convencional no ha conseguido curar.

También ha estudiado usted los amores difíciles, ¿qué ha descubierto?

El hombre busca inconscientemente en su pareja particularidades de su madre y la mujer, a su padre.

Es una vieja teoría.

Lo que yo he descubierto es que, una vez que se han tenido hijos, el inconsciente interpreta la relación como un incesto simbólico y el resultado es la disminución de la frecuencia de las relaciones sexuales.

¿Cómo prevenirlo?

Sacando a la luz los fundamentos de la pareja. Todo lo que no sale de nuestros labios grita en lo más profundo de nuestra alma… y se convierte en un síntoma.

¿Qué es una relación sana de pareja?

La que se desarrolla en conciencia: sé lo que espero de ti y tú sabes lo que esperas de mí para crecer juntos. Hay tres verbos claves cuando hay problemas con la pareja: hablar, hablar y hablar. Las parejas nunca hablan lo suficiente.

¿De qué tipo de problemas vienen las enfermedades de la piel?

Del contacto de la madre con el bebé. El cerebro del bebé registra que el contacto es seguridad, y cada vez que hay una ruptura de contacto la piel lo manifiesta. Pero el eccema, la psoriasis o el cáncer de piel tienen orígenes diferentes y muy precisos.

Hay gente que apenas come y engorda.

Sí ni los regímenes ni el ejercicio Físico han funcionado, a grandes líneas podríamos hablar de una inseguridad inconsciente que ha bloqueado el funcionamiento de la eliminación renal y acumulas agua.

¿Y si lo que acumulas es grasa?

Cuando me siento inseguro tengo que hacer reserva y a nivel psicofisiopatológico la grasa es el compartimiento de reserva del organismo. Pero también hay casos muy precisos como el del hijo que es programado como bastón de vejez. Para ser un buen bastón hay que estar fuerte, ser resistente.

Mucha gente padece dolor de espalda.

Cada vértebra tiene una significación particular. Vamos a coger lo más clásico: la quinta lumbar, responsable de la ciática o la lumbalgia que responden a la desvalorización de todos los que están al mismo nivel: pareja (en un 90% de los casos), amigos, hermanos…

¿Si la molestia es cervical?

Entonces el problema es el paso de la mente al cuerpo: personas que tienen proyectos y sueños pero que no consiguen realizarlos o que actúan pero su mente no está de acuerdo con lo que hacen.

 

La Contra de La Vanguardia.